¿Quieres que te sorprendamos con noticias curiosas de manera aleatoria? ¡Sorpréndeme!

Dormir cinco minutos más NO es una buena idea

Lejos de de beneficiarnos, la llamada función 'snooze' del despertador nos dejará más cansados lo que queda del día.

Qué.es 4 de febrero de 2016

Todos hemos experimentado alguna vez ese placer. Apagar la alarma y sumergirnos de nuevo en los brazos de Morfeo. Cinco minutitos más. Diez. Hay quien lo hace todos los días.Y, sin embargo, la ciencia demuestra que no es una buena idea...

Lo explican con todo lujo de detalles los biólogos Mitchell Moffit y Gregory Brown en un vídeo colgado en Youtube en el que explican cómo funcionan los ciclos de sueño. Todo tiene que ver con la química que invade nuestro cuerpo cuando dormimos . Cuando nos echamos a dormir nuestro cerebro hace que segreguemos una sustancia llamada serotonina, que induce un estado de placer y bienestar, relajándonos.

El problema es que nuestro cuerpo se encuentra programado de tal manera que aproximadamente una hora antes de que nos despertemos comenzamos a segregar dopamina, además de cortisona y adrenalina, sustancias que paulatinamente nos preparan para despertar en plenas facultades. La fase final de este proceso de 'calentamiento de motores' puede durar unos 20 minutos.

Cuando posponemos la alarma cinco minutos este proceso se interrumpe y volvemos otra vez a segregar serotonina; entramos en lo que se conoce como 'inercia del sueño', como si regresáramos a una fase anterior. Pero en nuestro cuerpo aún permanecen las sustancias que nos preparan para el despertar, mezclando así señales confusas.

¿El resultado? Mayor sensación de cansancio al despertarse, pesadez de cabeza, y un estado de confusión que se puede arrastrar durante todo el día. Es decir, más sueño. Estos efectos se acrecientan cuando además repetimos el ritual día tras día.

La recomendación de los expertos es clara: levantarse al primer aviso de la alarma y hacerlo además todos los días a la misma hora. Incluso los fines de semana. Por duro que pueda parecer... En todo caso, si necesitamos dormir más la única solución parece adelantar la hora de irnos a la cama.

Por cierto, que hay algunos trucos que pueden ayudarte a despegarte de las sábanas: programarte alguna actividad agradable al despertar hará que afrontes el momento con mejor humor. Si además, procuras que la temperatura del cuarto sea adecuada, mucho mejor. Una de las cosas que hace nuestro cuerpo antes de despertar es calentarse y, a veces, nuestro malestar responde a que no se ha logrado una temperatura óptima. ¡Huye de las mañanas frías!