¿Quieres que te sorprendamos con noticias curiosas de manera aleatoria? ¡Sorpréndeme!

Qué pasa si tomas cosas raras

¿Eres una estrella del rock o un artista maldito de la bohemia y la vanguardia cultural berlinesa? ¿Una estrella del celuloide o una venus de las pasarelas de Nueva York, Paris y Milán? Vale. Perfecto. Pues entonces, toma nota de los ejemplos que te proponemos. Son lo suficientemente ilustrativos como para que evites tomar cosas raras que te provoquen una alergría eterna o la languidez propia del paraíso

Qué.es 26 de febrero de 2015

Siguiente Qué pasa si tomas cosas raras

En definitiva, cuídate. Experimentos los justos. Y es que pese a lo que pueda parecer, no hay profesión o estatus que justifique o imponga determinados consumos aunque en la actualidad sean muchos los famosos de uno u otro pelaje que muchas mañanas se arrepienten de las locas horas nocturnas que les arrastraron a los laberintos lisergicos por la ruta del vino y rosas. Todos ellos han reconocido públicamente haber tenido algún problemilla que otro con determinadas adicciones.

El actor Charlie Sheen terminó recurriendo a la ayuda profesional para alejarse de los tentáculos de la cocaína en los que cayó en 1998 y a cuyo abrazo recurre regularmente para protagonizar su parte alícuota de escándalos en Los Ángeles o Nueva York. En 2002, su padre, Martin Sheen, se vio obligado a pedir a sus fans que rezasen por él, y el actor tuvo finalmente que entrar en un centro de desintoxicación.

El muestrario es amplio: alcohol, tranquilizantes, calmantes, antidepresivos, cocaína, crack, heroína... Hay quien los intenta justificar con la presión de la fama y el miedo al mañana. El vacío de vivir una vida que no les pertenece, el miedo a la vejez o al fracaso. En fin, trances que en su mayoría, todos tenemos que pasar, de uno u otro modo, a lo largo de nuestra vida. Y no por ello 'hacemos trampa' por la noche. En fin. Esto es lo que te puede pasar si tomas cosas raras. Son ejemplos de famosos cuyo físico sufre una rara mutación durante las etapas en que están, digamos, inquietos. Cuando nadie les ve.  

1.- Charlie Sheen: Es una estrella del cine que, a su vez, tuvo que convivir desde siempre con la fama de su padre, Martin Sheen que también tuvo sus coqueteos con el ácido lisérgico en los felices 70. Todo muy difícil con una vida de adicciones. Fue el actor mejor pagado de la televisión y tocó fondo con un polémico despido. Pero este intérprete dice que nunca pierde, y tras resurgir del abismo ahora protagoniza una serie de cifras millonarias. ¿Cuánto durará?