¿Quieres que te sorprendamos con noticias curiosas de manera aleatoria? ¡Sorpréndeme!

Amigos con derecho a roce: Así se cuida una relación de sexo esporádico

Son parejas habituales solo en el ámbito sexual. Comparten exclusivamente el sexo y jamás hablan de amor, aunque se estiman, valoran y respetan. Así debes cuidar a tu 'follamigo', el término con el que se alude este tipo de parejas ocasionales basadas en el sexo sin complicaciones para no lastimar a nadie ni que te hieran

Qué.es 1 de octubre de 2014

Siguiente Amigos con derecho a roce: Así se cuida una relación de sexo esporádico

Tenéis una amistad con beneficios extra: El sexo y la satisfacción del deseo mutuo. Está así comúnmente aceptado pero...¿No te enamorarás? ¿Se enamorarán de ti? Es vital guiarse por el sentido común, conocer una serie de límites que no se deben franquear y respetar unas reglas que los dos habéis establecido: 

1. Es una persona y debes conocerlo bien antes de empezar: Tener sexo de una noche con alguien que acabas de conocer es muy distinto a tener un "amigo con derecho a roce". El segundo implica una relación -aunque libre y sin obligaciones-, por lo que tu amigo o amiga tiene que gustarte mucho en el plano físico, por supuesto,  pero también debes tener una cierta afinidad y compartir alguna afición extra. Vamos, que debe ser una persona con cierto interés al margen del puramente físico. Si  no es así querrás que desaparezca de tu vista en cuanto calmes tu apetito sexual. Y no se trata de eso, ¿verdad?

Esa es la gran diferencia de una relación esporádica de vez en cuando con desconocidos, y la relación fija con una persona, aunque se base casi por entero en la atracción puramente física. Si no es así, lo vuestro será, definitivamente, flor de un día...