¿Quieres que te sorprendamos con noticias curiosas de manera aleatoria? ¡Sorpréndeme!

Lizzie Velasquez, a quien llaman la mujer más fea del mundo, escribe un libro para gente con baja estima

Lizzie Velazquez tiene 23 años y una rara enfermedad que le ha complicado muchísimo la vida, tanto que ha provocado que la relación con los demás haya sido muy difícil. Fotografías suyas en internet provocaron que la denominaran como 'la mujer más fea del mundo'. Ahora ha escrito un libro de autoayuda, 'Be Beautiful' para apoyar a la gente con bajo nivel de autoestima

Qué.es 14 de septiembre de 2012

Su aspecto ha sido su peor enemigo desde que nació. Lizzie Velasquez sufre un raro síndrome que destruye la grasa natural de su cuerpo y que altera su aperiencia natural. Por ello, siempre ha tenido que soportarlas miradas de los desconocidos por la calle. Y la curiosidad, a veces, ha dejado paso a la crueldad, como cuando sus fotografías en internet comenzaron a circular bajo la denominación de 'la mujer más fea del mundo'.

El caso es que Lizzie siempre ha demostrado una fortaleza a prueba de bombas. Como su cuerpo no genera tejido graso está extremadamente delgada, olo que le confiere una extraña apariencia, que nunca debería provocar la vejación sino el apoyo de sus semejantes. Su lucha ha sido constante y ya ha escrito un libro en el que ayuda a personas que como ella necesitan recuperar su autoestima. ¿Su título? 'Be Beautiful' -o ser guapa-.

Según el Dailymail, Lizzie Velasquez, su libro tiene como fin que las personas se se fijen más en el interior de las personas que en su aspecto físico, con una guia llena de consejos sobre cómo reconocerse a uno mismo, cómo hacer amigos y mantenerlos, y cómo luchar contra quienes nos intimidan y nos llenan de negatividad.

LIZZIE EN LA TELE

Además, del libro -que ya es el segundo- Lizzie ha acudido a algunos programas de televisión ha contar su experiencia. esta joven ha reconocido que uno de los momentos más duros para ella fue cuando sufrió los insultos de los ciberacosadores. Pese a lo difícil de aquellos momentos, admitió, "soy humana... por supuesto, estas cosas duelen... pero yo no voy a dejar que esas cosas me definan".

Preguntada sobre cómo han sido sus comienzos al salir a la calle entre la gente, Velasquez afirmó que, "he empezado a querer ir a esa gente y presentarme o darles mi tarjeta y decirles: "Hola, soy Lizzie, y tal vez usted debe dejar de mirar tan fijamente y empezar a aprender ".