¿Quieres que te sorprendamos con noticias curiosas de manera aleatoria? ¡Sorpréndeme!

Dakota Rose enciende la polémica de las 'barbies humanas' en la moda, la publicidad e internet

La inclusión de varias jóvenes, en muchos casos menores de edad, en campañas publicitarias de dudosa gusto ha encendido una polémica en la que el primer nombre citadoes el de la famosa Dakota Rose. Y es que Dakota no se el mejor ejemplo para las desprotegidas adolescentes de todo el mundo, una vez que hizo  todo lo posible por parecerse a una Barbie de carne y hueso, aunque esto la haya llevado a descuidar su alimentación e, incluso, a poner en peligro su vida.

Qué.es 11 de marzo de 2012

Es Dakota Rose, pero no solo Dakota. Hay más casos, más jovencitas ya famosas que suscitan la crítica de muchos especialistas y que encienden la polémica sobre la influencia ejercida desde los medios de comunicación e internet sobre los jóvenes. Frecuentemente se dan a conocer historias de adolescentes que sueñan con convertirse en las mejores modelos de las pasarelas, por lo que dejan de comer, hacen exceso de ejercicio e incluso se someten a diversas operaciones estéticas, al querer parecer mayores de lo que son.

OBJETOS SEXUALES

Entre los nombres que se citan recurrentemente como ejemplos de 'barbies reales' están, además de Dakota Rose, otras jovencitas como Hailee Steinfeld o Elle Fanning que forman parte de este grupo de adolescentes que son vistas y vestidas como objetos sexuales.

Ante esta creciente ola, en Francia, por ejemplo,  ya se ha reaccionado. Las autoridades, encabezadas por la senadora Chantal Jouanno elaboraron una propuesta con la que se buscará evitar que las menores de edad puedan tomar parte de los certámenes de belleza, al aseguar que sólo así se lograría combatir la a excesiva sexualización de las niñas, tal y como sucedió en 2010, cuando una revista de moda empleó a niñas de 10 años en sus fotografías y les pidió que se comportaran como adultas.

"Se disfraza a las niñas como 'golosinas sexuales' en una carrera por la apariencia, la belleza, la seducción, el culto del yo", denunció la senadora.