¿Quieres que te sorprendamos con noticias curiosas de manera aleatoria? ¡Sorpréndeme!

Varios bolardos del centro de Valencia, enfundados anónimamente en ganchillo

Una decena de bolardos decorados con coloridas fundas de ganchillo adorna desde hace varios días el casco antiguo de Valencia, una idea cuya autoría aún se desconoce pero que tanto a vecinos como comerciantes les parece "alegre" y "muy original".

Valencia, EFE 12 de agosto de 2011

En pleno corazón del barrio del Carmen, junto a la Plaza del Negrito, diez bolardos aguantan el calor perfectamente enfundados con piezas de alegres colores, al parecer desde el pasado domingo, según han comentado a Efe varios vecinos de la zona.

Adriana Latino, comerciante del barrio, ha considerado que una artista podría ser la autora de las fundas de los bolardos, ya que hace unos días vieron a una chicas poner las fundas, y ha calificado la idea de "genial, fantástica y muy original".

"Me parece artístico, no de protesta; es una muestra de arte o de algo original, que es característico del casco histórico", ha señalado Latino, quien ha explicado que los turistas les sacan fotos porque es algo que "llama mucho la atención".

Sin embargo, José, un vecino del barrio, cree que los bolardos han sido decorados para evitar que sean quitados y los coches puedan aparcar encima de las aceras.

"Hubo un poco de follón porque los querían quitar para que aparcaran los coches, pero los vecinos queremos tranquilidad", ha señalado Jose, quien ha agregado que aunque considera "una buena idea" decorar los bolardos, "la gente se pasa un poquito".

José Ramón Lloria ha explicado que se ha acercado a ver los bolardos de cerca después de haber sabido a través de Internet de su aparición, una idea que le parece "alegre y divertida".

"Deberían hacer todo el Carmen así, más colorido y más alegre", ha señalado.

También Enriqueta Rico, que trabaja en la zona aunque reside en Torrent, ha señalado que se trata de una iniciativa "muy bonita" y "muy chula" y, al igual que Lloria, ha instado a que se decoren más bolardos. "Si pueden poner unos pocos más, mejor", ha dicho.

A su juicio, es mucho más "bonito" ver los bolardos decorados con colores que ver latas de cerveza por el suelo de este barrio, uno de los más frecuentados de la vida nocturna valenciana.