¿Quieres que te sorprendamos con noticias curiosas de manera aleatoria? ¡Sorpréndeme!

El origen de los pascuenses

Un estudio genético apunta a una lenta expansión desde el archipiélago indonesio como el detonante de la llegada humana a Rapa Nui.

1 de junio de 2006

¿Desde dónde y cómo llegó el ser humano a la isla de Pascua? Esta pregunta es un enigma que desde hace décadas intentan responder historiadores, antropólogos y genetistas. Un grupo de biólogos de la Universidad de Barcelona (UB) sostiene hoy, en el último número de la revista ?Annals of Human Genetics?, que fue una lenta migración desde la región de Wallacea -el archipiélago indonesio- el detonante del desembarco humano en Rapa Nui. ?La expansión comenzó hace 4.000 años, pero no llegaron a Pascua hasta hace 1.200 años?, ha explicado a este periódico Emili González-Pérez, uno de los autores. El equipo de biólogos de la UB ha analizado el ADN de 88 habitantes de la isla de Pascua: 54 representantes de la población nativa original y 34 mestizos. ?Hemos estudiado las inserciones Alu, unas variaciones del ADN que no codifican proteínas y marcan el origen genético de una población y sus relaciones con otras?. Nadie había hecho hasta ahora algo parecido con los pascuenses. Su conclusión es que la población original llegó desde Wallacea en un movimiento migratorio lento. Aunque los estudios más antiguos del cromosoma ?Y? y del ADN mitocondrial -otras partes de nuestro genoma- de los habitantes de la isla apoyan la idea de una expansión rápida desde Taiwan, los más recientes no, dice González-Pérez. Diversidad genética Los biólogos españoles han hecho también otro hallazgo sorprendente. Los pascuenses levantaron una cultura -cuya imagen popular son los ?moais?, las grandes estatuas de piedra volcánica- que agotó los recursos naturales de la pequeña isla, de unos 160 kilómetros cuadrados, y les puso al borde de la extinción. Cuando el almirante holandés Jacob Roggewen llegó a Pascua en 1722, se encontró con una comunidad hambrienta que intentaba salir adelante en un paisaje desolado. La captura de los indígenas como esclavos y las enfermedades llevadas por los europeos redujeron a sólo 110 el número de pascuenses en 1877. ?Sin embargo -destaca Pérez-González-, hay más variabilidad genética de la esperable. No es muy elevada, pero sí relativamente normal para lo aislado de la isla?. La explicación es que a finales del XIX llegaron esclavos polinesios que habían trabajado en las minas de Chile y Perú y que sus captores liberaron en el primer lugar que encontraron en su viaje por el Pacífico sur: Pascua. Te Pito O Te Henua (El ombligo del mundo, como llaman a la isla los aborígenes) recibió la última gran oleada genética externa a partir de 1960. Su origen fue el Viejo Continente. ?La aportación genética europea en la población mestiza de Pascua es hoy en el doble de lo que lo era hace medio siglo?, asegura el biólogo catalán.