Los rescatados por el Open Arms preferían tirarse al mar antes que volver a Libia

"El rescate fue complicado", prosiguió, pues "cuando vieron que nos acercábamos, creían que éramos libios y muchos pensaron en tirarse al agua". "Prefieren morir antes que volver a Libia", conscientes del horror que les espera allí, afirmó Gatti.

Servimedia 9 de agosto de 2018

Los rescatados por el Open Arms preferían tirarse al mar antes que volver a Libia

Las 87 personas rescatadas por el barco de Proactiva Open Arms hace una semana frente a las costas de Libia preferían tirarse al mar antes que regresar a tierra, según declaró este jueves en rueda de prensa tras su llegada a Algeciras el jefe de operaciones, Ricardo Gatti.

"El rescate fue complicado", prosiguió, pues "cuando vieron que nos acercábamos, creían que éramos libios y muchos pensaron en tirarse al agua". "Prefieren morir antes que volver a Libia", conscientes del horror que les espera allí, afirmó Gatti.

El barco permaneció dos días más en la zona a la espera de que nuevas embarcaciones necesitasen ser rescatadas y, durante este tiempo, los migrantes seguían con miedo, pues veían que no nos alejábamos de Libia". Sólo "cuando emprendimos rumbo al norte empezaron a tranquilizarse", subrayó.

PALMA, SU PRIMERA OPCIÓN

Por su parte, el coordinador de operaciones de la ONG, Gerard Canals, subrayó su sorpresa inicial cuando les comunicaron que el puerto designado por el Gobierno español era Algeciras, puesto que este no era "ni mucho menos su primera opción".

Descartados los puertos de Malta e Italia, pidieron "atracar en Palma de Mallorca, y después en Barcelona o Valencia, que están mucho más cerca". "Nos sorprendió lo de Algeciras", e insistió en que el derecho internacional establece que las personas rescatadas deben desembarcarse en el puerto seguro más cercano.

Debido a la distancia que les separaba de Algeciras, desde el barco solicitaron el envío de vívieres y de medicación básica, "lo imprescindible para realizar el viaje con una mínima seguridad".

Fue un barco de salvamento Marítimo de Cartagena el que apoyó al Open Arms en esta travesía, a cuya tripulación Gatti y Canals dieron las gracias en rueda de prensa.

Ambos criticaron el cierre de los puertos italianos y malteses, y lamentaron la actitud de los guardacostas libios, que cada vez les ponen más difícil su labor de rescate.

"Tenemos que enterarnos de la posición de embarcaciones a la deriva por las conversaciones de radio" entre otros barcos y la guardia libia, explicó Gatti.