La Luna nueva facilitará la observación de las Perseidas en sus días de mayor actividad

Para disfrutar de este espectáculo natural en las mejores condiciones, se recomienda no utilizar instrumentos ópticos que puedan limitar el campo de visión, así como evitar la contaminación lumínica y buscar un lugar con pocos obstáculos para la vista. 

Servimedia 9 de agosto de 2018

La Luna nueva facilitará la observación de las Perseidas en sus días de mayor actividad

La Luna, que será nueva el próximo 11 de agosto, facilitará la observación de las Perseidas en su momento de mayor apogeo, previsto para la noche del 12 al 13 de agosto, según datos del Instituto Geográfico Nacional.

El cielo oscuro garantizado por la fase lunar hará que 2018 sea un año excelente para observar la 'lluvia de estrellas' también conocidas como 'lágrimas de San Lorenzo' por su proximidad con la festividad del mártir español del mismo nombre el 10 de agosto.

Para disfrutar de este espectáculo natural en las mejores condiciones, se recomienda no utilizar instrumentos ópticos que puedan limitar el campo de visión, así como evitar la contaminación lumínica y buscar un lugar con pocos obstáculos para la vista. Una vez encontrado el lugar óptimo de observación, lo recomendado es tumbarse y esperar a que la vista se acostumbre a la oscuridad.

Este fenómeno astronómico se produce porque cada año, a principios de agosto, el planeta Tierra cruza la órbita del cometa 109P/Swift-Tuttle, que está llena de pequeñas partículas liberadas por el cometa en sus pasos anteriores. Cuando una de estas partículas, que formaron en su día la cola del cometa, entra en la atmósfera terrestre a gran velocidad, la fricción la calienta hasta vaporizarla a gran altura.

La correspondiente lluvia de meteoros parece tener un único centro de origen, un punto del que parecen surgir todas las estrellas fugaces. Ese punto se denomina 'radiante' y su localización se utiliza para nombrar a la 'lluvia de estrellas'. Las Perseidas tienen su radiante en la constelación de Perseo.