La jueza del `caso máster´ pide que se interrogue a Casado como imputado

La magistrada envía así la causa al Supremo al no poder seguir instruyéndola por afectar a un aforado que debe responder de posibles actos con relevancia penal ante el alto tribunal. En concreto, la jueza pide que el Supremo interrogue a Casado como imputado por prevaricación y cohecho.

Servimedia 6 de agosto de 2018

La jueza número 51 de Madrid que instruye el `caso máster´, Carmen Rodríguez-Méndel, ha remitido al Tribunal Supremo una exposición razonada en la que solicita que continúe la investigación sobre el máster que obtuvo Pablo Casado en la Universidad Juan Carlos I, y que se le interrogue como imputado por haber obtenido su título "sin actividad académica alguna".

La magistrada envía así la causa al Supremo al no poder seguir instruyéndola por afectar a un aforado que debe responder de posibles actos con relevancia penal ante el alto tribunal. En concreto, la jueza pide que el Supremo interrogue a Casado como imputado por prevaricación y cohecho.

Además, solicita que se analice el portátil donde dijo que había hecho los trabajos que se le habrían exigido para aprobar y comprobar si ha habido alguna modificación con fecha posterior a marzo de 2018.

La jueza considera que hay indicios suficientes para sospechar que el presidente del PP obtuvo su titulación de postgrado "sin actividad académica alguna". De ser admitida la petición, el Supremo tendrá que pedir un suplicatorio al Congreso de los Diputados para investigar a Casado. El escrito ya ha sido registrado en el Alto Tribunal.

Esos dos delitos también se imputan a tres compañeras de promoción del máster que cursó Casado. Una de ellas reconoció en su declaración de la pasadas semana que le regalaron el título de posgrado porque no hizo absolutamente nada aquel año.

Con esta decisión, la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, impulsa la continuación de la causa contra Casado.

Así, la jueza ve indios de cohecho impropio y prevaricación en el máster de Pablo Casado, una sospecha que deberá ser corroborada por el Supremo que deberá decidir, en primer lugar, si admite a trámite la petición del juzgado madrileño.

"SIN MÉRITO ACADÉMICO"

La exposición razonada consta de 64 páginas en las que se concluye que el director del curso, Enrique Álvarez Conde, "regaló" el título a un grupo concreto de alumnos "sin mérito académico alguno"

La jueza explica en su escrito que como consecuencia de sus pesquisas aprecia "indicios de responsabilidad penal por delitos de cohecho impropio y prevaricación administrativa" en el modo en que el recién elegido presidente del PP obtuvo su titulación de Derecho Autonómico y Local en el curso 2008-2009.

La obtención del título por parte de Casado obedece, según la jueza, a un "plan preconcebido" de Álvarez Conde "para otorgar el título de máster de manera arbitraria a un grupo concreto de alumnos de ese año que participan en el concierto, utilizándose siempre una misma técnica: el reconocimiento lícito de 40 créditos y la calificación sin actividad académica alguna de los otros 20 que completan el máster".

La instructora concluye que Álvarez Conde, en su condición de catedrático y director del Instituto de Derecho Público, en connivencia con la profesora López de los Mozos y el profesor Chico de la Cámara, "dirigió una serie de actuaciones tendentes a lograr que un grupo concreto y escogido de alumnos obtuvieran el título del máster sin efectivamente cursarlo, sin mérito académico alguno, regalándoselo a modo de prebenda o dádiva" en atención a su "relevancia política e institucional".

Bajo este prisma, la jueza considera que Casado habría incurrido en un delito de cohecho impropio que "no requiere la solicitud por parte del funcionario público o autoridad, sino solo la recepción del regalo o dádiva, que no es necesario que tenga contenido retributivo".

Casado aprobó el citado máster en el curso 2008-2009. El curso de especialización constaba de 22 asignaturas de las cuales 18 le fueron convalidadas. Para aprobar las otras cuatro no tuvo que asistir a clase y supuestamente habría logrado los créditos mediante la presentación de trabajos, que no han sido hallados en la investigación interna puesta en marcha por la Universidad Rey Juan Carlos.

El Supremo es el órgano competente para investigar al líder del PP por su condición de aforado, dado que es la primera vez que aprecia indicios de delito en la actuación de unas alumnas de la promoción del líder popular.

La magistrada ha mantenido la imputación a la profesora de la URJC María Dolores Cancio y a dos ex altos cargos del PP Alida Mas Taberner y María Mateo Feito, a los que imputa el delito de prevaricación administrativa, mientras que a Taberner también le atribuye el de cohecho impropio al tratarse de un alto cargo del gobierno valenciano, precisamente la misma condición que ostentaba Casado, que en aquella época era diputado autonómico.