Los terroristas del atentado de Barcelona querían atacar durante el Barça-Betis

No solo querían atentar en el estadio, sino que se interesaron también por discotecas populares, o por la Sagrada Familia, pero también se encontraron pruebas de que querían atacar contra la Torre Eiffel.

QUÉ! 1 de agosto de 2018

Los Mossos d´Esquadra, la Guardia Civil y la Policía Nacional han confirmado que la célula yihadista, liderada por el imán Abdelbaki Es Satty, que sembró el terror en Barcelona y Cambrils el pasado 17 de agosto, pretendía atentar en el Camp Nou.

Según informa 'El Periódico', el ataque terrorista iba a producirse el 20 de agosto, tres días después del atropello masivo en la Rambla de Barcelona que causó decenas de muertos, durante el partido que enfrentó al Fútbol Club Barcelona contra el Betis, en la temporada pasada.

A esta conclusión se ha llegado después de que los investigadores analizaran el móvil de uno de los miembros de la banda, en el que encontraron una decena de búsquedas en Google relacionadas con el campo de fútbol. Al parecer, en el historial del teléfono de Mohammed Hichamy se buscó información sobre el estadio, desde horarios hasta accesos e imágenes del mismo.

Aún se desconoce si el ataque se iba a producir mediante una furgoneta o con chalecos explosivos. Lo que sí ha confirmado la policía es la fecha en la que iban a atentar gracias a dos escritos que se han encontrado del imán de la célula.

Estos escritos tienen como encabezamiento "20 de agosto de 2017". Es una muestra clara de que el ataque en el Camp Nou iba a ser ese día, según los investigadores.

El plan inicial era llenar el camión con las bombonas de butano acumuladas durante meses que tras el atentado se descubrieron en la casa que ocupaban en Alcanar y con parte de explosivos. No solo querían atentar en el estadio, sino que se interesaron también por discotecas populares, o por la Sagrada Familia, pero también se encontraron pruebas de que querían atacar contra la Torre Eiffel.