Gobierno y Generalitat se reúnen mañana en Barcelona

Entre los representantes del Gobierno, asistirá la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet; el secretario de Estado de Política Territorial, Ignacio Sánchez Amor; el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Antonio Montilla Martos; el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura; la secretaria de Estado de Hacienda; Inés María Bardón; y la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera.

Servimedia 31 de julio de 2018

Representantes del Gobierno que lidera Pedro Sánchez y miembros de la Generalitat de Cataluña se reunirán mañana, miércoles, en el Palau de la Generalitat a las 16.30 horas en el marco de la Comisión Bilateral.

Entre los representantes del Gobierno, asistirá la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet; el secretario de Estado de Política Territorial, Ignacio Sánchez Amor; el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Antonio Montilla Martos; el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura; la secretaria de Estado de Hacienda; Inés María Bardón; y la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera.

Desde el Gobierno han repetido en numerosas ocasiones que la posibilidad de un referéndum de autodeterminación no entra en la Constitución, mientras que Batet comentó que empezarán a abordar temas que aún no se han tratado.

NORMALIDAD DEMOCRÁTICA

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, celebró este martes la "normalidad democrática" que implica la reunión de la Comisión Bilateral entre el Estado y la Generalitat de Cataluña, con la vuelta a "una situación de la que nunca tendríamos que haber salido".

Calvo se mostró confiada de que tanto Cataluña como el resto de España "merecen que nos sentemos en los mismos sitios y hablemos", un "hecho normal que se había convertido en anormal" y que como tal hay que valorar.

El orden del día, subrayó, tiene que ver con la "vida cotidiana" en Cataluña y obedece a la necesidad de la Generalitat de gobernar y de responder a las necesidades de sus ciudadanos, "de los que nosotros también nos sentimos responsables".

Por último, remarcó que lo importante es "que la política haga política y no otra cosa", y que la normalidad democrática sea la constante en las relaciones entre el Estado y las comunidades autónomas.