Rivera responsabiliza a Sánchez del "clima de intimidación" en Cataluña

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, responsabilizó este martes al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, del "clima de intimidación" que viven los constitucionalistas en Cataluña por "mirar a otro lado" ante las pretensiones de los independentistas.

Servimedia 31 de julio de 2018

La situación en Cataluña es uno de los ejemplos que puso Rivera al hacer balance del curso político en una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados, en la que concluyó que el panorama general es "peor todavía del que teníamos" antes de la moción de censura, ya que no hay posibilidad de una mayoría parlamentaria que no esté condicionada por los separatistas y los populistas.

A la vista de lo sucedido desde que Sánchez es presidente del Gobierno, Rivera aseguró que Ciudadanos volvería a votar "con las dos manos" en contra de la moción de censura, porque defienden modelos incompatibles en ámbitos esenciales.

Denunció que Ciudadanos se opuso a levantar la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña precisamente para evitar que pasara lo que ahora está pasando, que los independentistas vuelven a tener en sus manos los mecanismos para avanzar hacia otro "golpe a la democracia" y son Quim Torra, Carles Puigdemont, Gabriel Rufián y Pablo Iglesias quienes deciden el futuro de todos los españoles. "Es como poner al Dioni al frente del Banco de España", ironizó.

Además de la situación en Cataluña, Rivera criticó al Gobierno por sus decisiones económicas, y alertó de que "ya sabemos cómo acaba España" cuando se incrementa el gasto público sin cuadrar las cuentas.

También ha empeorado la situación en la lucha por la regeneración democrática, alertó, ya que solo se han producido "más dedazos" en vez de nombramientos por criterios objetivos y meritocracia. Anunció, en ese punto, que Ciudadanos pedirá las comparecencias de los cargos nombrados por Sánchez al frente de organismos públicos, para saber, por ejemplo, qué sabe Óscar López de paradores o Juan Manuel Serrano de Correos, más allá de formar parte del "aparato" del PSOE o ser "amigos" del presidente del Gobierno. "La Administración Pública no se ocupa, se gestiona", le dijo.

Con todo ello, Rivera alertó a Sánchez de que ser presidente del Gobierno implica solucionar problemas, no solo "hacerse fotos y coger el avión oficial", y le exigió que pise la realidad y asuma que la legislatura está "en los minutos de descuento", que no alargue más la agonía y que convoque elecciones para que los españoles puedan elegir a un Gobierno "fuerte".