Denunciados 35 incidentes de odio durante el Orgullo 2018 en Madrid

El Orgullo LGTB en la Comunidad de Madrid, celebrado del 23 de junio al 8 de julio, se saldó con 35 incidentes de odio hacia el colectivo LGTB, entre ellos tres agresiones físicas, 12 agresiones verbales, un abuso sexual, daños a la propiedad y dos violaciones a dos chicos gais, según informó hoy Arcópoli en un comunicado.

Que! 30 de julio de 2018

En total, la fundación LGTB contabilizó incidentes en 11 ciudades, más una agresión física grave en Madrid la noche del Orgullo y otra unos días antes.

Según el balance facilitado, en Rivas-Vaciamadrid apedrearon una luna de un vehículo al ver la bandera arcoiris dentro. En Parla, un chico de 18 años fue expulsado de su casa porque su madre se enteró de que era gay. En Algete se realizaron varias pintadas homófobas a raíz de la primera celebración del Orgullo en la localidad, incluso con un mensaje hacia la asociación: "Arcópoli not welcome".

En Torrelodones, por segundo año llenaron de pintadas homófobas la zona arcoiris con el mismo mensaje de "Arcópoli not welcome" y algunos dedicados a la alcaldesa. En el Escorial tiraron huevos a una bandera arcoiris en una fachada del pueblo.

Asimismo, aparecieron pegatinas con contenido lgtbfóbo en varios distritos de Madrid, así como una pintada amenazante en un local gay en Centro: "tomate Orlando sodomita frito" (en relación al ataque terrorista a una discoteca LGTB en EEUU), y en un banco arcoiris de Vallecas.

Durante los días de la celebración del Orgullo en Madrid se registraron varias agresiones verbales, con insultos y amenazas a personas LGTB, así como una tentativa de abuso sexual por parte de varios chicos heterosexuales a una pareja gay durante la manifestación para humillarles públicamente.

Además, hubo una agresión física a un trabajador en un restaurante, y un chico denunció que un taxista, cuando vio que era gay, le bajó del coche, le agredió físicamente y le dejó tirado. Y la noche del Orgullo, en un local en Argüelles donde una discoteca celebraba una sesión gay, un chico sufrió una agresión física con fractura de mandíbula después de que otro chico le diera un empujón, le dijera que "los maricones no deberíais estar aquí" y le diera un cabezazo; además fue expulsado del local por estar "implicado en una riña".

Por último, y lo más preocupante para la asociación: hay constancia de dos violaciones a dos chicos de menos de 25 años en la ciudad de Madrid el fin de semana de la manifestación del Orgullo. Una fue denunciada ante la Policía y hay varios detenidos, puesto que fue una violación múltiple. La otra no fue denunciada, aunque sí atendida en el hospital.

Desde Arcópoli aseguran que siguen investigando las condiciones en las que se produjeron y afirman que nunca habían tenido constancia de agresiones sexuales en el Orgullo.