El Gobierno niega 'efecto llamada' tras la acogida del 'Aquarius'

Con datos previos a la asistencia "humanitaria" a este barco.

Servimedia 30 de julio de 2018

El Gobierno niega que la asistencia humanitaria prestada a las personas rescatadas en el Mediterráneo por el barco 'Aquarius' hace un mes haya producido un 'efecto llamada' de migrantes hacia las costas españolas y considera que "no es justo" hacer esta acusación.

Desde Moncloa remarcan los "motivos humanitarios" en los que se basaron las decisiones que se tomaron sobre el 'Aquarius', en el que viajaban 629 personas, y ofrecen datos que demostrarían, a su entender, que más que de 'efecto llamada' se podría hablar de "imprevisión en los últimos años", lo que ha "obligado" a este Ejecutivo "a tomar medidas urgentes".

Según datos del Gobierno, hay una tendencia alcista que se mantiene desde 2013 en la llegada de migrantes a España por vía marítima. En 2016 lo hicieron 8.162 personas, mientras que la cifra se elevó en 2017 un 269%, hasta las 21.989. Y hasta el 30 mayo de 2018 llegaron 7.970 migrantes.

En los últimos días, más de 1.300 personas han llegado a las costas de la Bahía de Cádiz, lo que ha provocado el colapso de los servicios de acogida.

MEDIDAS

El Gobierno defiende su actuación con datos hasta el mes de mayo, si bien Pedro Sánchez no tomó posesión del cargo hasta el 2 de junio y el 17 de junio fue cuando llegaron al puerto de Valencia las personas que iban a bordo del 'Aquarius'.

Por otra parte, el número de personas atendidas a lo largo de 2017 dentro del programa de atención a pie de playa fue de 24.375, un 132% más que en 2016, año en el que fueron atendidas 10.490 personas, según datos oficiales facilitados por el Gobierno. En 2018 han sido atendidas ya 22.082 personas hasta el 26 de julio.

En cuanto a personas acogidas por la red de atención humanitaria, en 2017 se acogió a 16.211, un 70% más que en 2016 (9.562). En 2018, hasta la fecha, el programa ha dado atención y acogida a 13.834 personas.

De las 16.211 personas atendidas y acogidas en 2017 en el marco del Programa de Atención Humanitaria, 10.952 fueron derivadas desde instalaciones policiales (comisaría o CIE) tras su llegada en patera y 5.259 procedían de los CETI de Ceuta y Melilla. En lo que llevamos de 2018 se han producido 10.564 salidas desde comisarías tras la llegada en patera, 1.245 desde CIE y 2.025 desde los CETI de Ceuta y Melilla.

PLAN DE EMERGENCIA

Para afrontar la excepcional situación que se está produciendo en las últimas semanas y con la previsión de que se mantenga a lo largo del año se ha aprobado un plan de emergencia para mejorar la dotación de los programas de atención en costa y de acogida humanitaria, previendo la apertura de nuevos Centros de Acogida de Emergencia y Derivación (CAED) que faciliten la identificación de necesidades de los inmigrantes durante los primeros días.

Desde Moncloa se destaca que, en apenas mes y medio, el Gobierno socialista ha afrontado el tema migratorio con "medidas concretas", como la habilitación, con "carácter de urgencia", de un Centro de Acogida Temporal de Extranjeros que entrará en funcionamiento la próxima semana y en el que se han invertido casi 3,5 millones de euros.

Además, se han celebrado reuniones a nivel europeo para abordar de manera conjunta este problema y buscando ayudas concretas para países de origen y tránsito. En esta línea se enmarcan las visitas del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, a Marruecos, a Argelia y la de este lunes a Mauritania, como países de origen y tránsito de migrantes, para buscar soluciones y conocer de primera mano la situación.