El Congreso tumba la nueva senda de déficit del Gobierno de Sánchez y el 'techo de gasto'

La propuesta del Gobierno se rechazó con 88 votos a favor, 173 en contra y 86 abstenciones. El PSOE sumó el apoyo de PNV y Nueva Canarias, mientras que grupos como PP y Ciudadanos votaron en contra y se abstuvieron formaciones como Unidos Podemos, ERC, PDECat, ERC o Compromís.

Servimedia 27 de julio de 2018

El Pleno del Congreso de los Diputados tumbó este viernes el acuerdo que recoge los objetivos de estabilidad presupuestaria y el límite de gasto no financiero de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2019, el conocido como 'techo de gasto'.

La propuesta del Gobierno se rechazó con 88 votos a favor, 173 en contra y 86 abstenciones. El PSOE sumó el apoyo de PNV y Nueva Canarias, mientras que grupos como PP y Ciudadanos votaron en contra y se abstuvieron formaciones como Unidos Podemos, ERC, PDECat, ERC o Compromís.

El 'techo de gasto' de 2019 que proponía el Gobierno de Pedro Sánchez es de 125.064 millones de euros, un 4,4% más respecto al de 2018, que se traduce en 5.230 millones de euros más.

Por su parte, la nueva senda establecía un objetivo de déficit del 1,8% para 2019, cinco décimas mayor que el anterior objetivo del 1,3% que había sido fijado por el anterior Gobierno del PP. De cara a 2020, el objetivo para el conjunto de las Administraciones Públicas será del 1,1%, y para 2021 es del 0,4%.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, defendió en el Pleno que la nueva senda de déficit que propone el Gobierno permitirá "aflojar" las "restricciones" presupuestarias de las comunidades autónomas y la Seguridad Social, además de evitar 18.000 millones de euros en recortes, "apuntalar" el crecimiento económico y más política social.

Montero lamentó las "excusas" de las formaciones que rechazan la propuesta del Gobierno, pero dijo que seguirán insistiendo para que los ciudadanos puedan disfrutar de la mejoría de la evolución económica.

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

Desde las filas del PP, el portavoz en la Comisión de Presupuestos, Jaime Olano, señaló que se trata de un 'techo de gasto' que es "tramposo" y le reclamó que enseñara "dónde está el acuerdo de la Comisión Europea" que da más margen de déficit a España.

Olano denunció que el Gobierno lo que quieres es más fondos para "sufragar la campaña electoral en que se ha embarcado el señor Pedro Sánchez" desde que prosperó la moción de censura y accedió a la presidencia del Gobierno. "Que no cuente con el PP para hacer trampas a los españoles", sentenció.

En la misma línea, el portavoz de Hacienda de Ciudadanos, Francisco de la Torre, lamentó que el Gobierno quiera financiar "la campaña electoral más cara y más larga de la historia". Para Ciudadanos, la propuesta del Gobierno "lastrará el crecimiento económico" y le trasladó que no cuenten con Ciudadanos para "más déficit, más gasto, más despilfarro y más impuestos". Por su parte, desde las filas de Unidos Podemos, Alberto Garzón criticó la propuesta del Gobierno y dijo que "se necesita un Estado mucho más fuerte". Así, rechazó que el Gobierno de PSOE quiera "apuntalar una estrategia de desmantelamiento de lo público y acabar con las conquistas" de la clase trabajadora.

Mientras, el diputado de ERC Joan Margall consideró que el reparto del déficit no cumple con la Ley de Estabilidad, y que aunque es cierto que da un "pequeño respiro" a las comunidades autónomas es "insuficiente". Además, se quejó de que no se hubiera negociado previamente con su formación.

El diputado del PDECat Ferrán Bel recordó al PSOE que tiene 84 diputados y le dijo que su formación tiene "ánimo de colaborar y pactar, pero se pacta antes y no después".

En lo que se refiere a la postura favorable del PNV, la diputada Idoia Sagastizabal explicó que su grupo apoya el acuerdo que recoge la nueva senda de déficit y que, dijo, "se adapta mejor a la realidad económica", aunque consideró que el reparto por subsectores es "arbitrario" y reclamó que en el caso de las comunidades se fijen objetivos diferenciados.

Pedro Quevedo, diputado de Nueva Canarias, dijo que su voto sería un "sí crítico", y reclamó al Gobierno una flexibilización de la 'regla de gasto' y que no se trate igual a las regiones que cumplen y a las que no. Ana Oramas, de Coalición Canaria, dijo que su voto dependería de si el Gobierno se comprometía a cambios que acabaras con el perjuicio que sufre la región que representa.

El diputado del PSOE José Javier Lasarte apeló a la responsabilidad de los grupos y que no se queden en posturas políticas que perjudican a la gente.