Mucho sol este fin de semana antes de que agosto llegue con una probable ola de calor

Uno de los portavoces de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, indicó este viernes que este fin de semana predominará "un tiempo plenamente veraniego", con "temperaturas altas en la mitad oriental y sur de la península".

Servimedia 27 de julio de 2018

Mucho sol este fin de semana antes de que agosto llegue con una probable ola de calor
Foto: Archivo

El tiempo del último fin de semana de julio será bastante veraniego en amplias zonas de España, con cielos mayormente despejados y temperaturas agradables o ligeramente altas que se llegarán hasta los 25 grados en el área cantábrica, los 30 en la Meseta Norte, más de 35 en el centro y el sur, y casi 40 en el valle del ebro y Murcia, a la espera de que agosto llegue el próximo miércoles con un ascenso térmico generalizado que podría desembocar en la primera ola de calor del verano.

Uno de los portavoces de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, indicó este viernes que este fin de semana predominará "un tiempo plenamente veraniego", con "temperaturas altas en la mitad oriental y sur de la península".

"En general va a brillar el sol y vamos a tener cielos despejados excepto en el norte de Galicia, las comunidades cantábricas y los Pirineos, donde habrá cielos nubosos y alguna lluvia débil que tenderá a remitir el domingo", apuntó.

Del Campo subrayó que los termómetros marcarán entre 22 y 25 grados en el Cantábrico, alrededor de 30 en la Meseta Norte y más de 36 en el valle del Ebro y el sureste peninsular. "Las zonas más calurosas probablemente sean el valle del Ebro y el sureste, sobre todo Murcia, donde las temperaturas pueden rondar los 38 grados e incluso puntualmente no podemos descartar que alguna zona llegue a los 40 grados", apostilló.

En cuanto a las precipitaciones, este sábado aparecerán chubascos en el tercio norte peninsular y el sur del Sistema Ibérico, con probabilidad de que sean localmente fuertes e ir acompañados de tormentas en Cataluña.

Y el domingo se esperan chubascos y tormentas en el tercio noreste peninsular, que podrían ser localmente fuertes en Cataluña, el norte de la Comunidad Valenciana y el sureste de Aragón, sin descartar que en el entorno del bajo Ebro lleguen a ser puntualmente muy fuertes.

CALOR EXTREMO

Por otro lado, Del Campo apuntó que la próxima semana se espera un ascenso "general y constante" de las temperaturas, sobre todo a partir del miércoles, primer día de agosto, cuando podría llegar el calor extremo a amplias zonas de España.

Entonces, indicó que entre el miércoles y hasta el sábado o el domingo habrá "temperaturas que pueden superar los 40 grados en bastantes zonas, como el valle del Ebro, el centro y la mitad sur peninsular", al tiempo que recalcó que los termómetros marcarán hasta 38 grados en la Meseta Norte.

Por tanto, todo apunta a que el próximo miércoles podría llegar la primera ola de calor de este año, aunque Del Campo indicó que hay que esperar unos días para confirmar este pronóstico. "No lo podemos asegurar aún al 100%, pero, con los modelos que manejamos, por lo duradera, intensa y extensa es probable que en la segunda mitad de la semana que viene hablemos de ola de calor", precisó.