Montero dice que la nueva senda de déficit evitaría 18.000 millones de recortes y permitiría "apuntalar" el crecimiento

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, defendió este viernes que la nueva senda de déficit que propone el Gobierno permitirá "aflojar" las "restricciones" presupuestarias de las comunidades autónomas y la Seguridad Social, además de evitar 18.000 millones de euros en recortes y "apuntalar" el crecimiento económico.

Servimedia 27 de julio de 2018

De esta manera, aseguró la ministra de Hacienda, comunidades y Seguridad Social podrán "invertir en sus políticas competenciales, apuntalando el crecimiento económico e invirtiendo directamente en políticas sociales". Supone, dijo, quitar el "corsé" que han tenido puesto los ciudadanos "en este tiempo de crisis".

Así lo indicó en el Pleno del Congreso de los Diputados, durante el debate del acuerdo que recoge los objetivos de estabilidad presupuestaria y el límite de gasto no financiero de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2019, el conocido como 'techo de gasto'.

El 'techo de gasto' de 2019 que propone el Gobierno de Pedro Sánchez es de 125.064 millones de euros, un 4,4% más respecto al de 2018, que se traduce en 5.230 millones de euros más.

Por su parte, la nueva senda establece un objetivo de déficit del 1,8% para 2019, cinco décimas mayor que el anterior objetivo del 1,3% que había sido fijado por el anterior Gobierno del PP. De cara a 2020, el objetivo para el conjunto de las Administraciones Públicas será del 1,1%, y para 2021 es del 0,4%.

Montero pidió el respaldo de los grupos a este acuerdo, que supone hacer política poniendo a las personas en el centro de la misma y criticó a quienes "se atrincheran en el cortoplacismo" y hacen "la política del resentimiento".

Además, aseguró que abstenerse o no votar a favor es ponerse de perfil antes las necesidades que tienen los ciudadanos españoles, los más necesitados o colectivos como pensionistas o desempleados.

De esta manera se pronunció después de que formaciones como Podemos, PDECat o ERC hayan confirmado que se abstendrán en la votación, lo que unido al rechazo del PP y Ciudadanos supondrá el rechazo de la propuesta del Gobierno.

La ministra de Hacienda quiso dejar claro el compromiso del Gobierno con la Comisión Europea y con del déficit público, aunque defendió que se puede "transitar la senda sin que la cuesta esté tan empinada".

Según la titular de Hacienda, la nueva senda "no es un capricho" y que es necesaria para adecuar las cuentas a la realidad y evitar los 18.000 millones de euros de ajuste que se tendrían que producir si se mantienen los objetivos de déficit fijados por el anterior Gobierno.

HABRÁ NUEVOS PRESUPUESTOS

Montero dijo a los que se oponen a su propuesta que "no crean que nos hacen daño al Estado o al Gobierno, eso es una visión política muy corta". El Estado, expuso, "apenas nos hemos reservado una décima de esa flexibilización -del déficit-, que se puede compensar con la recaudación". Por ello, tener que aplicar la que impulsó el anterior Gobierno de Mariano Rajoy "apenas afectará" al 'techo de gasto' y "no imposibilita la elaboración de unos PGE".

En este sentido, explicó que el Gobierno va a configurar unos Presupuestos con "ilusión y convencidos de que otra manera de hacer política es posible". Ello, añadió, con las aportaciones de los grupos políticos que estén dispuestos a aportar y lograr consenso.

Serán unos Presupuestos que "simbolicen el cambio" de políticas, comentó la responsable de Hacienda, quien en todo caso reconoció que conseguir "esa realidad no va a ser fácil" por la coyuntura parlamentaria pero que el Gobierno vendrá al Congreso las veces que hayan falta y pedirá el voto para sacar adelante medidas que mejoren la vida de los ciudadanos.