La Policía destapa un fraude a la Seguridad Social de cerca de 2,1 millones de euros

Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con la Tesorería General de la Seguridad Social, han desarrollado en las provincias de Granada y Málaga una operación contra el fraude a la Seguridad Social por el impago de los seguros sociales de los trabajadores dados de alta en diferentes empresas, a los que sí que les retenían dichos impuestos en sus nóminas correspondientes.

Que! 25 de julio de 2018

La Policía destapa un fraude a la Seguridad Social de cerca de 2,1 millones de euros
Foto: Archivo

En total han sido investigadas 21 empresas (13 sociedades limitadas y ocho razones sociales a nombre de varios administradores) que habrían defraudado 2.099.295 euros al dar de alta a los trabajadores en los sectores de actividades artísticas, restauración y actividades de los gimnasios.

Entre los implicados se encuentran los empresarios y administradores de distintas empresas, varios de ellos utilizados como simples testaferros. Han sido acusados de los presuntos delitos de pertenencia a organización criminal, delito contra la Seguridad Social y frustración de la ejecución.

GRUPOS MUSICALES

Según informó la Policía Nacional, las investigaciones dieron comienzo a principios de año, tras recibir informe de la Tesorería General de la Seguridad Social en el que se daba cuenta de las actuaciones, presuntamente delictivas, realizadas por una serie de empresarios relacionados con varias orquestas y grupos musicales.

A sus integrantes se les daba de alta en la Seguridad Social como trabajadores de diferentes empresas durante cortos espacios de tiempo comprendidos entre cinco, seis o siete meses, con el fin de no generar deudas muy altas con dicho organismo público para no ser detectados por las Unidades de Recaudación Ejecutiva (URE) encargadas de perseguir el fraude a la Seguridad Social.

Pasado el corto periodo de tiempo, les daban de baja en la Seguridad Social como trabajadores de la empresa, para posteriormente volver a darlos de alta en una nueva sociedad gestionada o dirigida por la propia organización criminal.

La forma de actuar de la organización criminal era la de mantener algunas empresas sin deudas con la Seguridad Social, con las que contrataban con distintos ayuntamientos y entes locales de la provincia de Granada las orquestas o grupos musicales encargados de amenizar las fiestas patronales.

A su vez, estas empresas simulaban una subcontratación con las mercantiles en las que estaban dados de alta los trabajadores y que no abonaban las cuotas de seguros sociales, a las que les facturaban distintas cantidades de dinero.