Seis días de huelga que paralizan la prensa en Madrid

Los transportistas de prensa bloquean repartos, boicotean furgonetas y retienen las publicaciones del día para que lleguen las menos posibles a los quioscos y otros puntos de distribución.

Que! 25 de julio de 2018

El reparto de prensa escrita en Madrid sufre su sexto día de huelga. Desde el pasado viernes, los distintos periódicos locales y nacionales han sufrido las consecuencias de los paros provocados por los transportistas.

La compañía encargada de la logística, Boyacá, da trabajo a unos 240 transportistas con un contrato que vence el 31 de agosto. Los trabajadores han optado actuar al margen de la negociación, iniciando todo tipo de protestas y acciones como la inutilización de furgonetas, retienen publicaciones y bloquean repartos.

Los repartidores están dados de alta como autónomos, respondiendo a un contrato mercantil de prestación de servicios, por lo que no podrían ponerse en huelga. Las negociaciones de Boyacá con los trabajadores no han sido fructíferas y la compañía está preocupada por el uso de ''amenazas, coacciones, y métodos violentos'' como elementos de negociación.

Este tipo de actos se ha saldado con actuaciones que boicoteaban el reparto. ''Al principio, cuando veían una furgoneta en un punto de venta, la bloqueaban con sus vehículos y saqueaban la mercancía para destruirla. En los días siguientes, ya empezaron a pinchar ruedas para inutilizar las furgonetas con las que se intenta repartir la prensa de una manera alternativa'', según informa 'El Mundo'.

La Policía Nacional ha recibido siete denuncias en las últimas 24 horas de repartidores que han sufrido amenazas, coacciones, y sustracción de ejemplares. Hay constancia de 3 detenciones y un total de 30 denuncias en los seis días de huelga.