Fomento pide "moderación" a las partes en conflicto laboral en Ryanair

El secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura, reclamó este martes "moderación" a las partes en el marco del conflicto laboral de los tripulantes de cabina de Ryanair, causa de las dos jornadas de huelga previstas esta semana, y las instó a "buscar el acuerdo porque es bueno para todos".

Servimedia 24 de julio de 2018

Así lo indicó en declaraciones a la prensa tras intervenir en unas jornadas organizadas por KPMG, en las que defendió que "la competitividad no se gana compitiendo a la baja en salarios".

"Es algo mucho más complejo y tiene que ver con la productividad", dijo el 'número dos' de Fomento, quien subrayó que el sector aéreo es "importante para España y para su industria turística". Además, reiteró que "las condiciones laborales son un elementos central desde el punto de vista de la cohesión social".

Por otra parte, el Ministerio de Fomento, a través de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), recordó este martes a todos los pasajeros que puedan verse afectados por las cancelaciones de vuelos con motivo de la huelga de tripulantes de cabina de Ryanair que tienen derecho a asistencia y al reembolso o transporte alternativo hasta su destino final.

En una nota, Fomento señaló que en los distintos aeropuertos españoles habrá inspectores de AESA velando por que la aerolínea cumpla según lo establecido en el Reglamento europeo sobre retrasos, cancelaciones y denegaciones de embarque, que protege los derechos de los pasajeros.

Según el Ministerio, las cancelaciones de vuelos por una huelga del personal de la propia compañía "no es una circunstancia extraordinaria". Por ello, añadió, la aerolínea está obligada a pagar compensaciones por la cancelación del vuelo si no ha avisado de la misma con, al menos, 15 días de antelación.

Estas compensaciones serán en función de la distancia del vuelo cancelado. La mínima es de 250 euros y la máxima de 600 euros.