Carmena, a la Policía Municipal: "No se puede consentir entre los funcionarios el abandono de servicio"

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, afirmó hoy que "si hay algo que no se puede consentir entre los funcionarios es el abandono de servicio", en relación a las 222 bajas médicas de policías municipales durante las Fiestas del Orgullo 2018.

Servimedia 24 de julio de 2018

Así lo indicó durante la sesión plenaria del Ayuntamiento de Madrid, donde indicó que siempre que hay trabajadores con convenio "hay actitudes de tira y afloja" y recordó que el pasado verano fueron los bomberos de la capital los que "estaban enfadados porque estaban con convenio".

Sobre estos conflictos laborales, recordó que el antiguo alcalde de Madrid José María Álvarez del Manzano suspendió "con mucha agilidad" las mesas de negociación cuando los miembros de la Policía Municipal "hicieron actos indebidos fuera de la disciplina".

En este sentido, Carmena presumió de que en su Ejecutivo no han hecho eso, porque "tenemos confianza en las negociaciones y, por eso, las mesas se están manteniendo". Además, reafirmó su confianza en su concejal de Seguridad, Javier Barbero, que anunció que "serían contundentes" y tomarían medidas sobre los 222 policías municipales.

Por ello, la alcaldesa de Madrid comentó al resto de Pleno que "si se cometen faltan de abandono de servicio, cuando ustedes gobiernen no lo podrán consentir", porque "algo que no se puede consentir entre los funcionarios es el abandono de servicio".