El sol gana terreno a las tormentas, que se reducen a los Pirineos

Uno de los portavoces de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, señaló a Servimedia que las tormentas fuertes han estado presentes en 19 de los 23 primeros días de julio (todos salvo el 5, el 10, el 17 y este lunes).

Servimedia 24 de julio de 2018

El sol gana terreno a las tormentas, que se reducen a los Pirineos

El tiempo estable se impondrá este martes en la mayor parte de España frente a las tormentas fuertes, que han marcado la mayor parte de lo que va de verano en muchas zonas del norte peninsular y que se quedan sólo en el entorno de los Pirineos. Las nubes darán paso a cielos soleados y las temperaturas se acercarán a los valores normales para esta época del año.

Uno de los portavoces de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, señaló a Servimedia que las tormentas fuertes han estado presentes en 19 de los 23 primeros días de julio (todos salvo el 5, el 10, el 17 y este lunes).

También hay que recordar que antes del verano hubo tres semanas consecutivas de lluvias o tormentas fuertes en algún punto de la península por el descuelgue en la atmósfera de varias bajas ante la persistencia de una depresión aislada en niveles bajos (DANA, en términos meteorológicos).

Del Campo indicó que un "anticiclón de bloqueo" impide que se extiendan las bolsas de aire frío en altura, que se quedan en el norte de la península y provocan tormentas, las cuales han sido casi diarias en los dos últimos meses.

Esta situación cambiará este martes, cuando en muchas zonas de España se impondrá el "tiempo tranquilo y propio del verano", con "calor moderado" que, en general, llevará a los termómetros a marcar entre 34 y 36 grados en gran parte de la mitad sur peninsular y el valle del Ebro, de 30 a 32 grados en la meseta norte y entre 22 y 26 en las zonas cantábricas.

ENTRE 22 Y 37 GRADOS DE MÁXIMA

Este martes brillará el sol en amplias zonas del país, salvo pequeñas excepciones, ya que habrá nubes y lluvias débiles y disperas en el norte de Galicia y el Cantábrico occidental, en tanto que por la tarde se desarrollarán nubes de evolución que podrían dejar chubascos y tormentas en el entorno de la Cordillera Cantábrica, el alto Ebro, los Pirineos y las sierras del sur de Teruel.

Es probable que las precipitaciones sean intensas localmente en la zona pirenaica y en el interior norte de Cataluña. No en vano, la Aemet ha activado avisos amarillos por riesgo de tormentas y lluvias fuertes de hasta 20 litros por metro cuadrado en una hora en Barcelona (prepirineo y depresión central), Girona (Pirineo y prelitoral) y Lleida (Pirineo y depresión central).

Por otro lado, las temperaturas ascenderán en el área mediterránea (desde Málaga hasta Valencia, pasando por Ibiza y parte de Mallorca) y descenderán en gran parte de la mitad oeste peninsular, sobre todo en las provincias cantábricas.

Las capitales más calurosas serán Murcia (37ºC); Albacete, Córdoba, Granada, Lleida, Toledo y Zaragoza (36), y Ciudad Real y Girona (35), en tanto que se espera un ambiente más suave en A Coruña (22), Oviedo (23) y Santander (24).

Por último, este martes soplarán alisios con intervalos fuertes en Canarias, vientos del oeste en la zona del Alborán y del Estrecho, del norte en el norte peninsular y del sur en el Mediterráneo.