La hepatitis C afecta a un 2% de la población en España

La hepatitis C supone un problema de salud que afecta a alrededor del 2% de la población española, siendo una de las principales causas de enfermedad hepática y la primera de trasplante hepático. En 2017 se realizaron en España 1.247 trasplantes hepáticos, solo superados por los trasplantes renales (3.269)

Que! 23 de julio de 2018

La prevalencia de la enfermedad resulta a veces de difícil cálculo dado que en muchos casos se manifiesta de forma asintomática y se diagnostica de manera casual en un control analítico rutinario.

"Tanto los datos epidemiológicos como la historia natural de la hepatitis C sugieren que todos los pacientes afectados deberían tratarse, ya que así se reduciría el reservorio del virus y evitaríamos nuevos contagios, acercándonos a la posibilidad de erradicar la enfermedad", señaló Josep Just, del Servicio de Gastroenterología y Hepatología de Creu Blanca.

Además, a largo plazo se reduciría el gasto sanitario, ya que si las personas con esta enfermedad están controladas requieren menos atención médica. Del mismo modo, seguir un control reduce la ansiedad en los pacientes, generada ante las posibles complicaciones de la enfermedad.

Según informó Creu Blanca, históricamente, y hasta las últimas décadas del siglo XX, no existía la posibilidad de realizar un tratamiento antiviral con porcentajes altos de éxito dadas una serie de características del virus y su comportamiento.

Con el tiempo, la aparición de los primeros medicamentos antivirales con actividad frente al virus C, especialmente la ribavirina, empezaron a dar porcentajes de curación algo más esperanzadores y con menos efectos secundarios. Desde hace unos cuatro años, la aparición e introducción de los antivirales de acción directa, cuya eficacia es superior al 90% (cercana al 100% en algunos casos) en todos los grupos de pacientes con hepatitis C, incluidos los que ya han evolucionado a cirrosis, ha cambiado la evolución de la enfermedad.

"Si seguimos en esta línea terapéutica y con los resultados actuales podemos afirmar que la evolución del arsenal terapéutico antiviral nos hace pensar que la erradicación de la hepatitis C está más cerca y puede ser una realidad en pocos años", auguró el doctor Just.