Facua defiende que los afectados por las cancelaciones de Ryanair tienen derecho a compensaciones de al menos 250 euros

Según informa Facua, Ryanair puede evitar pagar dicha indemnización si la aerolínea, al comunicar la cancelación del vuelo, cumple con alguna de las excepciones recogidas en el Reglamento europeo.

Servimedia 19 de julio de 2018

La Federación de Consumidores en Acción (Facua) sostiene que todos los afectados por la huelga de tripulantes de cabina en Ryanair para los próximos 25 y 26 de julio tienen derecho a compensaciones de al menos 250 euros.

Según informa Facua, Ryanair puede evitar pagar dicha indemnización si la aerolínea, al comunicar la cancelación del vuelo, cumple con alguna de las excepciones recogidas en el Reglamento europeo.

En este caso, al producirse la cancelación con una anticipación de entre dos semanas y siete días con respecto a la hora de salida, Ryanair puede evitar la indemnización si ofrece un transporte alternativo que permita salir con no más de dos horas de antelación con respecto a la hora de salida prevista y llegar a su destino final con menos de cuatro horas de retraso.

Ryanair ha confirmado que alrededor de unos 400 vuelos procedentes o con destino a España se verán afectados por la huelga de sus trabajadores, un 24% de los vuelos diarios que la aerolínea tiene previstos para esos días.

Facua lamenta que "miles de pasajeros se verán afectados por la huelga, perdiendo la totalidad o parte de sus días de vacaciones, estancias en hoteles o vuelos de conexión, entre otros".

La normativa europea recoge que "los pasajeros recibirán una compensación por valor de 250 euros para vuelos de hasta 1.500 kilómetros, 400 euros para los intracomunitarios de más de 1.500 kilómetros y para todos los demás entre 1.500 y 3.500, y 600 euros para el resto de vuelos".

Asimismo, con independencia de las compensaciones establecidas en el Reglamento Europeo, FACUA recuerda que todos los usuarios pueden reclamar además otro tipo de indemnizaciones por daños y perjuicios, tanto morales como patrimoniales, que pudieran haber padecido.