Rivera teme que la reunión de Sánchez y Torra haya sido "un paripé

Lo dijo en el Foro ABC tras conocer la advertencia de Torra a Sánchez después de la reunión, en el sentido de que no habrá solución que no pase por la autodeterminación. 

Servimedia 9 de julio de 2018

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, expresó este lunes su temor a que la reunión entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, haya sido solo "un paripé" porque "no hay debate posible sobre la autodeterminación", que es el único objetivo de los independentistas.

Lo dijo en el Foro ABC tras conocer la advertencia de Torra a Sánchez después de la reunión, en el sentido de que no habrá solución que no pase por la autodeterminación. Al final, subrayó, se demuestra que el presidente de la Generalitat ha ido a La Moncloa "a hablar de su libro, de la secesión y de sus presos" y en ese caso queda claro que todo era "un paripé de un señor que nos llama bestias taradas".

Rivera denunció que Sánchez busca solo su supervivencia política y la reunión con Torra era "el pago de un precio" después de haber dicho que el presidente de la Generalitat "era Le Pen". "Ahora se acepta todo porque le ha apoyado" en la moción de censura, denunció, pero la realidad es que Torra "se parece mucho a Le Pen".

En respuesta a las preguntas en el coloquio posterior a su intervención, Rivera subrayó que no se debería haber levantado la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña y que, aunque el Gobierno hable de "normalización institucional" tras la reunión con Torra, "no parece muy normal" que se hable de "presos políticos", que en Cataluña los constitucionalistas estén "señalados", que se hagan "purgas" en los Mossos d´Esquadra para apartar a los que han defendido la legalidad o que los libros de texto sigan haciendo "pedagogía del enfrentamiento".

Denunció que con Sánchez "manda la agenda personalista" de un presidente del Gobierno que ha llegado "por la puerta de atrás" y que se ha "atrincherado", y cada mes que pasa en la Moncloa hace al Ejecutivo "más débil".

"HAY QUE GANARLES O TE GANAN"

Rivera se preguntó qué más tiene que pasar en España para asumir que el "apaciguamiento" de los independentistas no es la solución y que es necesario poner fin a décadas de "ceder, ceder y pedir perdón". "Han estado a punto de romper España", aseguró, y si ahora tienen más competencias y menos supervisión repetirán el "golpe". Haciendo un simil con el Mundial de Fútbol, aseguró que con los independentistas "no se puede empatar". "Al final hay penaltis, hay que ganarles o te ganan".

Criticó por ello que Sánchez se reúna con un dirigente que "no es demócrata" porque no respeta las reglas de juego. "Le recibimos en La Moncloa y nos damos un paseíto y hacemos una comisión bilateral", ironizó, preguntándose qué se puede negociar con quien llama "bestias taradas" a los españoles.

Además de su posición sobre Cataluña, Rivera cuestionó la capacidad del Gobierno para hacer reformas de calado, más allá de "ocurrencias" o "ideas felices que nadie explica cómo se pagan", y denunció que en el ámbito de la regeneración "tampoco empezó con buen pie", y a prueba ha sido RTVE, "venían a cambiarlo todo y han quitado a todos y han puesto a los suyos", es decir, han hecho "lo mismo de siempre pero con más cara".

Rivera se mostró convencido de que "el siguiente paso" en la política española es un Gobierno encabezado por Ciudadanos, y aseguró en ese sentido que gane quien gane el liderazgo del PP tenderá la mano para derrotar juntos a los populistas y a los separatistas.