El alcalde de Arroyomolinos se encuentra estable y los médicos descartan una afección cardiaca

El Hospital Clínico San Carlos, donde el alcalde fue llevado, informó esta tarde de que Ruipérez ingresó en el centro médico "ante la sospecha de infarto agudo de miocardio".

Servimedia 5 de julio de 2018

El alcalde de Arroyomolinos, Carlos Ruipérez, de Ciudadanos, uno de los investigados en la 'operación Enredadera', se encuentra estable después de que este jueves por la mañana fuera trasladado a un hospital tras sentirse mal y tener dificultades para respirar.

El Hospital Clínico San Carlos, donde el alcalde fue llevado, informó esta tarde de que Ruipérez ingresó en el centro médico "ante la sospecha de infarto agudo de miocardio".

De acuerdo con el parte médico oficial, al concejal se le realizó "una coronariografía urgente, en la que se descarta la presencia de enfermedad aterosclerótica coronaria". Además, "el paciente se encuentra en todo momento clínica y hemodinámicamente estable, quedando ingresado en la Unidad de Cuidados agudos Cardiológicos para completar estudio".

REUNIDO CON SU GOBIERNO

Ruipérez es uno de los encausados en la 'operación Enredadera', desencadenada este martes y en la que se investiga a alcaldes, concejales y policías locales por presuntos amaños de contrataciones referidas al tráfico, como lo que tiene que ver con la compra de semáforos y radares.

Tras esta operación, el alcalde de Arroyomolinos acudió este jueves a su ayuntamiento y, cuando se encontraba en una reunión del equipo de gobierno, comenzó a encontrarse indispuesto y fueron avisados los servicios médicos de urgencia.

Según informó el propio Consistorio, el primer edil empezó "a encontrarse mal y a tener dificultades para respirar". Ante tal circunstancia fueron llamados los servicios sanitarios del 112, que le atendieron en primera instancia y realizaron las primeras pruebas. Los servicios sanitarios decidieron que fuera trasladado a dependencias hospitalarias ante las posibles complicaciones de su estado de salud.