Casado, padre de un niño prematuro, se pone a disposición de Iglesias y Montero por si necesitan "desahogarse"

 "Se pasa fatal, es un horror", y los primeros días "incluso impresiona" porque los niños tan prematuros como su hijo, que pesó al nacer poco más de 700 gramos, son "como pollitos, rojos, huesudos"

Servimedia 4 de julio de 2018

Casado, padre de un niño prematuro, se pone a disposición de Iglesias y Montero por si necesitan "desahogarse"
Foto: Archivo

Pablo Casado, precandidato a la Presidencia del PP y padre de un niño que nació con solo cinco meses de gestación, se puso este miércoles a disposición de los dirigentes de Podemos Pablo Iglesias e Irene Montero por si necesitan "pegarse un desahogo" de sus mellizos, que han nacido también prematuros.

En una entrevista en RNE, Casado explicó que "se pasa fatal, es un horror", y los primeros días "incluso impresiona" porque los niños tan prematuros como su hijo, que pesó al nacer poco más de 700 gramos, son "como pollitos, rojos, huesudos", hasta que les va cambiando el color de la piel y les van saliendo las pestañas o las cejas.

"Van a salir adelante", aseguró, aunque precisó que en su caso su pareja y él estuvieron cuatro meses "a pie de UCI, a pie de incubadora", con altibajos constantes. Hoy su hijo está "perfecto" gracias a una sanidad "excepcional", añadió, convencido de que así será también con los mellizos de Iglesias y Montero, a los que recomendó "que se vuelquen en esto y se olviden de lo demás".

Con el "aprecio personal" que tiene a ambos más allá de discrepancias politicas, se declaró convencido de que serán "unos padrazos" y se puso a su disposición por si necesitan "pegarse un desahogo", porque cuidar de dos hijos prematuros es "cada día escalar el Himalaya".