Casado emplaza a sus 'rivales' a explicar por qué estuvieron en los gobiernos de Aznar si ahora reniegan

El precandidato a la presidencia del PP ha preguntado a sus candidatos "por qué estuvieron" en los gobiernos de Aznar y si "no gusta lo que se hizo".

Servimedia 3 de julio de 2018

Pablo Casado, precandidato a la Presidencia del Partido Popular, emplazó este martes a sus 'rivales' en las primarias del PP a explicar "por qué estuvieron" en los gobiernos de José María Aznar y si "no gusta lo que se hizo".

Así se manifestó en Gijón, después de que Aznar recordase esta mañana en una entrevista que María Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría sí formaron parte de su Ejecutivo mientras que Pablo Casado no lo hizo.

Tras opinar ayer Cospedal que la candidatura de Casado es "próxima" a Aznar, el que fuera vicesecretario general de Comunicación manifestó hoy que "si a alguien no le gusta lo que se hizo en los gobiernos de José María Aznar, que explique por qué estuvo ahí".

"Todo el que aspire a liderar el PP no puede renegar de la historia del partido", se reafirmó Casado en un momento en el que fuentes populares ven "evidente" que es el candidato favorito de Aznar, un extremo que el expresidente no ha querido confirmar.

A lo largo de esta precampaña, en clave interna Casado ha presumido de que "se lleva bien con todas las sensibilidades" del partido y puede recuperar el voto de sectores que en los últimos años se han distanciado de Rajoy, dado que empezó trabajando junto a Esperanza Aguirre y fue jefe de gabinete de Aznar en FAES.

Casado defendió en el penúltimo día de campaña interna que "hay que estar orgullosos de nuestro pasado, de lo que ha hecho este partido por España, que ha sido muchísimo con sus tres expresidentes".

Dicho esto, enfatizó que lo que ahora plantea con su proyecto es "mirar hacia adelante" y liderar un PP "en el que haya más futuro que pasado". Además, prometió que a su candidatura "no le va a temblar el pulso para exigir responsabilidades" ante la "traición" que supone la corrupción.

"En mi proyecto no cabe la corrupción; vamos a ser implacables. Es incompatible tener vocación política con intentar aprovecharse de Administraciones públicas con dinero del contribuyente para el enriquecimiento personal", sentenció.