Estos son los productos que más se roban en las tiendas españolas

 Las pérdidas anuales registradas por los comercios españoles son de casi 1.800 millones de euros

Qué! 3 de julio de 2018

Estos son los productos que más se roban en las tiendas españolas
Foto: Archivo

Las rebajas de verano son la segunda época del año en que se producen más robos en los comercios españoles después de las navidades. El número de hurtos aumentará en más del 20% según vaya creciendo la afluencia en los establecimientos comerciales durante esta campaña de rebajas.

Según la Asociación de Empresas de Gran Consumo (AECOC), las pérdidas anuales registradas por los comercios españoles son de casi 1.800 millones de euros, siendo el hurto uno de los mayores impulsores de estas pérdidas. La cifra tiene un impacto notable en los resultados económicos de supermercados, hipermercados y grandes cadenas, que adicionalmente durante las rebajas de verano ven agravada la situación por el aumento de aglomeraciones.

Tal y como explica Alejandra Mardones, directora general de Grupo ALTO, "este 20% aumentará conforme más se vayan llenando las tiendas, lo que quiere decir que el riesgo de que se produzca un hurto no dejará de aumentar. No podemos evitar las grandes aglomeraciones, de hecho, sería contraproducente para los comerciantes, pero sí podemos implantar una nueva política de seguridad en los establecimientos que nos ayuden a reducir el número de delitos de esta índole".

"También contribuyen a los hurtos y robos en verano factores como el gran surtido de stock en las tiendas o contar con el mismo número de empleados para atender a un gran volumen de personas. Así, la mercancía robada oscila entre los 50 y 100 euros por robo", señala Mardones.

Del total de los hurtos relacionados con establecimientos comerciales, un 70% tiene lugar en el punto de venta y el 10% ocurre en la trastienda o almacén. El 20% restante está relacionado con la cadena de distribución.

Artículos más buscados por los ladrones

Como cada verano los artículos más sustraídos serán las cremas solares y las gafas de sol. Ambos artículos son muy demandados para la reventa por su gran usabilidad en verano. Otros productos que vigilar serán las cuchillas de afeitar y los perfumes, mientras que en el sector alimentario la mayoría de los hurtos recaerá en bebidas alcohólicas, por su elevado coste, productos cárnicos y conservas.

Como detectar robos en el punto de venta

La mayoría de los ladrones responden a un patrón de conducta, que permiten identificar un comportamiento extraño respecto al de un comprador real, y que deben mantener alerta a los trabajadores y responsables de seguridad del establecimiento.

Se trata de personas que mueven la cabeza hacia todos lados. Un comprador real normalmente sólo dirige la mirada a los productos que le interesan. Habitualmente miran hacia arriba, buscando las cámaras de circuito cerrado.

Deambulan por la tienda sin buscar nada concreto, cogiendo productos y dejándolos nuevamente en su lugar.

Cuando se trata de una banda organizada, el grupo de personas entra junto -sin tener apariencia de unidad familiar- y se dispersan.

Colocan productos escondidos entre la ropa, en bolsas, mochilas o en el carrito infantil.

En determinadas circunstancias, si se sienten observados, salen deprisa del establecimiento arrojando algún producto al suelo o sin tirar nada.

Manipulan productos que tienen una especial protección (sistema de seguridad).