Cospedal ve la candidatura de Casado "próxima" a Aznar

En palabras de la exministra de Defensa, esa proximidad se "trasluce y traslada en muchos de sus actos e intervenciones". "Pero bueno, eso no es ni bueno ni malo, es un apoyo más de una persona que ha sido presidente de nuestro partido", indicó.

Servimedia 2 de julio de 2018

Cospedal ve la candidatura de Casado "próxima" a Aznar
Foto: La Sexta

María Dolores de Cospedal, aspirante a la Presidencia del Partido Popular, considera que la precandidatura de Pablo Casado es "próxima" al expresidente del Gobierno y líder del partido José María Aznar, puesto que así lo "traslucen y trasladan" muchos de sus actos en la campaña electoral interna.

Así lo manifestó este lunes en una entrevista en la Ser recogida por Servimedia, en la que textualmente señaló que "hay candidaturas que parece que están próximas al anterior presidente del partido". "Parece que es la de Casado", se reafirmó la que ha sido 'número dos' de Mariano Rajoy en Génova y que ahora quiere hacerse con las riendas del PP.

"Yo eso no lo puedo saber", respondió cuando se le preguntó si Aznar está influyendo en el proceso congresual que se ha abierto tras la marcha de Rajoy. Sin embargo, acto seguido apuntó a la candidatura de Casado como la más "próxima" al ahora presidente de la Fundación FAES, que ha declarado públicamente que no se siente representado por el PP.

En palabras de la exministra de Defensa, esa proximidad se "trasluce y traslada en muchos de sus actos e intervenciones". "Pero bueno, eso no es ni bueno ni malo, es un apoyo más de una persona que ha sido presidente de nuestro partido", indicó.

En clave interna, Casado presume de que "se lleva bien con todas las sensibilidades" del partido y puede recuperar el voto de sectores que en los últimos años se han distanciado de Rajoy, dado que empezó trabajando junto a Esperanza Aguirre y fue jefe de gabinete de Aznar en FAES.

En su última intervención pública, coincidiendo con el anuncio de Rajoy de dejar la Presidencia del PP, Aznar se prestó "con mucho gusto" a la "reconstrucción" del centro-derecha español y dejó claro que no tiene "ningún compromiso partidario" ni se considera militante ni "representado por nadie", excluyendo así del partido que lideró.

Para Cospedal, el PP tiene "entidad suficiente como para ser referente del centro-derecha reformista español". "Tenemos que ser nosotros mismos", enfatizó, al tiempo que valoró que hay que "conservar la naturaleza del PP como partido más importante de España".

Preguntada por el hecho de que Casado sitúe su edad como ventaja para enarbolar la "renovación" del PP, respondió que "la edad por sí sola no supone regeneración" aunque "se pueden tener valores intrínsecos con la juventud".

En todo caso, quiso recalcar que en este caso "también se tiene menos experiencia y menos conocimiento de cómo funciona el partido, cómo se ganan elecciones y cómo se gobierna". "También la juventud es un atractivo especial y es lógico que una generación quiera llegar ya, incluso antes de lo que algunos creen que le corresponde", apostilló.

En la carrera por la sucesión, Cospedal aseguró que "las cosas van francamente bien" en su caso, ya que encabeza la candidatura "que con más facilidad puede integrar a todo el mundo y unir sensibilidades".

Por último, reconoció que se le puede "vincular a una etapa complicada del PP", aunque subrayó que lo que ha hecho es dar la cara contra los casos de corrupción "anteriores". "Si defender a tu gente es malo para luego liderar a tu gente, entonces yo me he equivocado en todo en mi vida", analizó, antes de valorar que hay que seguir persiguiendo al corrupto y "echarlo" mientras también "se defiende al inocente".

CASADO SACA PECHO

Pablo Casado, precandidato a la Presidencia del Partido Popular, aseguró este lunes que no entiende por qué "la gente reniega de su pasado" en el partido, que también ha estado marcado por el liderazgo de José María Aznar aunque "ya no está en política".

Casado hizo estas consideraciones en una entrevista en Antena 3 recogida por Servimedia, cuando se le preguntó por las valoraciones que están haciendo el resto de contendientes sobre el supuesto respaldo de Aznar a su precandidatura para presidir el PP.

Preguntado por si Aznar tiene cobijo en su proyecto, respondió que el expresidente del Gobierno "ya no está en política" y acto seguido enfatizó que "es bueno que estemos orgullosos de todo el partido", también de la etapa de Aznar, en el camino para intentar recuperar posicionamiento.

"Aquí cabe todo lo que esté a la derecha del PSOE", enfatizó Casado, antes de alabar a los "grandes presidentes" que ha tenido el PP (Manuel Fraga, José María Aznar y Mariano Rajoy). A su juicio, ahora resta "estar orgullosos de nuestro pasado para mirar al futuro". "Este partido ha hecho mucho por España y tenemos que estar todos unidos", valoró.

Sobre las razones que llevan a sus 'rivales' en el proceso congresual a señalarle como "el candidato de Aznar", Casado contestó que el expresidente ya ha dicho que "no va a interferir", como tampoco quiere hacerlo Rajoy. Es más, en este punto reconoció que le "extraña" que otros candidatos que han estado "haciendo política con Aznar" saquen a colación este tema.

"Creo que a la gente le gusta que la gente no reniegue de su trayectoria", aseveró, para a renglón seguido volver a hacer hincapié en que "toda la historia del partido es buena y tuvo buenos resultados para España". "Si no somos capaces de estar fuertes internamente, difícilmente vamos a ampliar el espacio", lanzó como aviso a navegantes.

A lo largo de esta precampaña, en clave interna Casado ha presumido de que "se lleva bien con todas las sensibilidades" del partido y puede recuperar el voto de sectores que en los últimos años se han distanciado de Rajoy, dado que empezó trabajando junto a Esperanza Aguirre y fue jefe de gabinete de Aznar en FAES.

Opinó que el militante del PP "está deseando que estemos orgullosos del partido". "¿Y tú de quién eres? Pues del PP", dijo sobre una pregunta que le hacen y no comprende. "Vamos a mirar hacia delante, vamos todos a una. Que nadie reniegue de su propio espejo, porque la gente no entiende nada", remachó.