Andrés Gil renuncia a ser el nuevo presidente de RTVE

El Pleno del Congreso se reúne este lunes en sesión extraordinaria para la elección provisional de los consejeros de RTVE

Servimedia 2 de julio de 2018

Andrés Gil renuncia a ser el nuevo presidente de RTVE
Foto: Archivo

El periodista Andrés Gil, ha renunciado a la candidatura a la presidencia de RTVE, por falta de consenso. Así lo anuncia en un artículo publicado en 'El Diario.es', donde es redactor jefe de Política:

"Decido apartarme, porque para presidir RTVE se necesitan consensos más amplios. Mi nombre como presidente de RTVE podía tener sentido si suscitaba un acuerdo amplio para contribuir, de forma transitoria y hasta que se produzca el concurso público, a una RTVE con independencia, pluralidad y credibilidad.

El Pleno del Congreso de los Diputados se reunirá este lunes a las 16.00 horas en sesión extraordinaria para elegir a seis de los 10 miembros del Consejo de Administración de la Corporación de RTVE, de acuerdo con el procedimiento provisional establecido por el real decreto-ley aprobado el pasado 23 de junio por el Gobierno. Los grupos parlamentarios tienen de plazo hasta el lunes a las 12.00 horas para registrar sus propuestas de candidatos.

Este real decreto-ley establece que hasta el nombramiento de los miembros del Consejo de Administración y del presidente de la Corporación RTVE y del Consejo de acuerdo con lo previsto en las disposiciones transitorias de la Ley 5/2017, "para recuperar la independencia de la Corporación RTVE y el pluralismo en la elección parlamentaria de sus órganos", las Cortes Generales elegirán a los consejeros que deberán sustituir a aquellos cuyo mandato ha expirado.

La disposición transitoria segunda de la reforma de la Ley de RTVE aprobada en 2017 establecía que las Cortes Generales aprobarán la normativa que contemple la selección de los miembros del Consejo de Administración y del presidente de la Corporación RTVE por concurso público con la participación de un comité de expertos designados por los grupos parlamentarios. Este comité hará públicos sus informes de evaluación y serán remitidos a la comisión competente para la correspondiente audiencia de los candidatos.

Hasta que se produzca la elección de los nuevos consejeros y del presidente de RTVE de acuerdo con ese procedimiento, el Gobierno ha establecido, con el real decreto-ley aprobado, la elección provisional del Consejo de Administración por parte de las cámaras.

La disposición legislativa del Gobierno, ya en vigor aunque deberá ser convalidada por el Congreso de los Diputados antes del 28 de julio, establece que en un plazo de 15 días naturales desde su publicación, es decir, antes del 8 de julio, las cámaras deberán elegir de forma provisional a los consejeros de RTVE.

ELECCIÓN

El Pleno del Congreso de los Diputados se reunirá en sesión extraordinaria para votar a seis candidatos. Los diputados deberán escribir en una papeleta un máximo de seis nombres. Serán elegidos aquellos que más votos obtengan siempre que superen una mayoría de dos tercios de la Cámara. En caso de que no obtengan ese mínimo de votos, se realizará una segunda votación, transcurridas 48 horas, en la que los candidatos necesitan el apoyo de la mayoría absoluta de la Cámara (176 votos) y de la mitad de los grupos parlamentarios.

Una vez elegidos los seis consejeros del Congreso de los Diputados, en caso de que el Senado haya designado, por las mismas mayorías, a los otros cuatro que completan el Consejo de Administración, el Pleno de la Cámara Baja realizará otra votación para designar, de entre todos los consejeros, al presidente de la Corporación.

Para ello se hará otra votación por papeleta en la que los diputados escribirán un nombre. Será elegido el que tenga más apoyo si supera los dos tercios, en primera votación, o la mayoría absoluta en segunda, transcurridas también 48 horas.

El real decreto-ley prevé también la posibilidad de que el Senado no consiga en el plazo previsto elegir a los cuatro consejeros. En ese caso el Congreso podrá elegirlos, de entre los candidatos propuestos en la Cámara Alta, por mayoría de dos tercios en primera votación o absoluta en segunda.

En último caso, si ni en el Congreso ni en el Senado se logran las mayorías necesarias para designar a los consejeros, el Gobierno nombrará un administrador provisional único que deberá ser votado en el Congreso de los Diputados y que para ser elegido necesita también mayoría de dos tercios en primera vuelta o absoluta 48 horas después.