La víctima de 'La Manada' rompe su silencio en una carta enviada a Ana Rosa Quintana

"No os quedéis callados. Porque si lo hacéis, les estáis dejando ganar a ellos", escribe. 

Qué! 27 de junio de 2018

La víctima de 'La Manada' rompe su silencio en una carta enviada a Ana Rosa Quintana
Foto: Mediaset

La víctima de 'La Manada', la joven que denunció a los cinco jóvenes sevillanos por abusar sexualmente de ella durante los sanfermines de 2016, ha roto su silencio. 

Lo ha hecho días después de que los condenados por abusar sexualmente de ella hayan salido a la calle en libertad condicional. 

La víctima ha enviando una carta a la periodista Ana Rosa Quintana, que ha comenzado su programa anunciando la exclusiva.  

"Acabo de recibir este escrito, una carta, manifiesto o comunicado que le acaban de dar a mi compañero, el periodista Carlos Garayoa. No he tenido tiempo de leerla entera, pero les puedo asegurar que me ha emocionado como ninguna otra carta que haya recibido", ha asegurado la presentadora. "Esta mujer, desde su silencio ha convertido las calles de toda España en un clamor. Nunca ha hablado, nunca la hemos visto ni la hemos escuchado. Hoy vamos a saber si siente odio y cómo se encuentra. La vamos a conocer desde lo más profundo. Hermana, gracias por tus palabras", ha añadido. 

LA CARTA

La víctima de 'La Manada' relata lo duro que han sido estos últimos meses. "Os puedo asegurar que todo el camino que hay que recorrer no es un plato de buen gusto pero, ¿qué hubiera pasado si yo no hubiera denunciado?. No os quedéis callados. Porque si lo hacéis, les estáis dejando ganar a ellos", escribe. 

En la carta, la joven también da las gracias por el apoyo recibido de su familia y amigos, así como por los millones de mujeres que han salido a la calle en su apoyo

"No podemos bromear con una violación. Os pido que por mucho que creáis que no os van a creer, denunciéis. Con que mi caso haya dado fuerza a otras personas... Os sorprendería saber la fuerza que tenemos los seres humanos. No os quedéis callados", prosigue la misiva.