Atrapada una banda de los Balcanes iba a enviar a Barcelona armas de guerra a cambio de droga

Según informó el Instituto Armado, en el marco de esta operación se ha detenido a 32 personas en Eslovenia y Croacia, mientras que se han intervenido un total de 102 armas en cerca de 60 registros practicados, dos de ellos en Lloret de Mar (Girona)

Servimedia 26 de junio de 2018

Una operación conjunta de la Guardia Civil con Eslovenia, Croacia e Italia ha permitido impedir que una banda conocida como el 'cartel de los Balcanes' enviara a España, concretamente a Barcelona, un arsenal de armas de guerra como pago de un próximo envío de droga.

Según informó el Instituto Armado, en el marco de esta operación se ha detenido a 32 personas en Eslovenia y Croacia, mientras que se han intervenido un total de 102 armas en cerca de 60 registros practicados, dos de ellos en Lloret de Mar (Girona)

La fase de ejecución de esta operación se precipitó tras la detención el pasado mes de abril de un ciudadano bosnio en Italia, que portaba un arsenal de armas de guerra con destino a Barcelona.

Entre las armas intervenidas a esta banda destacan fusiles Kalashnikov, como el AK 47, HK-MP5, CETME y subfusiles Skorpion.

ARMAS EN EL COCHE

La Guardia Civil explicó que, aunque esta investigación ya llevaba más de dos años, se inició la fase de explotación tras la detención el pasado mes de abril de un ciudadano bosnio en un control rutinario llevado a cabo por el Cuerpo de Carabineros italiano en la región de Friuli, en el norte de Italia, cerca de la frontera con Eslovenia.

El arrestado escondía en su vehículo un arsenal de armas, muchas de ellas de guerra y cuyo destino era supuestamente la ciudad de Barcelona. Estas armas por lo visto eran la forma de pago de un cargamento de estupefacientes que esta organización iba a encargar en los próximos meses.

Aunque en un principio se activaron todos los protocolos antiterroristas ante este hallazgo, pronto se pudo constatar que se trataba de las actividades propias de la citada organización criminal asentada en los Balcanes, cuya actividad principal se centraba en el tráfico de armas a nivel internacional y el tráfico de drogas.

De hecho, en el marco de esta operación la Unidad de Policía Judicial de la Zona de Cataluña de la Guardia Civil ya había llevado a cabo varias detenciones de personas vinculadas con esta organización a primeros de año, por delitos contra la salud pública y tráfico de drogas, concretamente de marihuana a gran escala, para lo que incluso esta organización había contratado los servicios de un ingeniero agrónomo para controlar la calidad de los cultivos.