Barbero tilda de fraude que algún policía simule una enfermedad para no trabajar en las Fiestas del Orgullo

Así lo indicó este lunes junto a la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, y el coordinador general de Alcaldía, Luis Cueto, que informaron sobre los dispositivos de seguridad, movilidad y limpieza previstos para las citadas fiestas, que tendrán lugar en Madrid entre el 28 de junio y el 8 de julio.

Servimedia 25 de junio de 2018

El delegado de Seguridad, Salud y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, se mostró hoy "preocupado" ante las insinuaciones de algunos sindicatos de la Policía Municipal que aseguran que puede haber policías que se pongan "enfermos" para no trabajar durante el dispositivo de las Fiestas del Orgullo 2018.

Así lo indicó este lunes junto a la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, y el coordinador general de Alcaldía, Luis Cueto, que informaron sobre los dispositivos de seguridad, movilidad y limpieza previstos para las citadas fiestas, que tendrán lugar en Madrid entre el 28 de junio y el 8 de julio.

A pesar del conflicto que existe entre el Ayuntamiento de Madrid y la Policía Municipal, Barbero aseguró que la seguridad "va a estar totalmente garantizada" en las calles de la capital durante estas dos semanas.

Además, confió "enormemente" en la profesionalidad de los agentes y recordó que el pasado año solo un 2% de los policías "fueron obligados" a trabajar durante este periodo para cubrir la gran afluencia de personas prevista, aunque este año las estimaciones prevén un menor número de asistentes que años anteriores.

"No dudo de la profesionalidad y, además, la planificación está calculada, no tiene por qué haber ningún tipo de riesgo", aseveró el delegado de Seguridad, Salud y Emergencias.

Respecto a las palabras de los sindicatos, afirmó que es cierto que ha habido algún sindicato que ha llegado a insinuar cosas como que quizás algunos policías se pongan enfermos por haber ido a comer el día anterior a algún restaurante.

"Yo cuando he leído eso me he preocupado y es cierto que esto a la mayor parte de los sindicatos no se les ocurre decirlo, porque de alguna manera es insinuar que nuestros policías van a hacer fraude y eso yo no lo puedo permitir", afirmó Barbero.

Por último, señaló que "ese tipo de insinuaciones son feas y es no tener en cuenta la enorme profesionalidad y excelencia de nuestros agentes".