Junio se despedirá con menos calor en casi toda España

Las temperaturas bajarán de 7 a 12 grados en 16 provincias del noroeste. Una depresión atlántica dejará tormentas en el tercio norte peninsular.

Servimedia 25 de junio de 2018

El calor sofocante del pasado fin de semana se suavizará en esta última semana de junio, de manera que hará menos calor de forma generalizada y las temperaturas descenderán entre 7 y 12 grados en 16 provincias del cuadrante noroeste peninsular, al tiempo que se esperan chubascos acompañados de tormenta y granizo en las montañas del tercio norte de la península.

El primer fin de semana del verano hizo calor intenso en muchas zonas de España, hasta el punto de que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) activó este domingo avisos por temperaturas máximas en una veintena de provincias.

De hecho, ese día fue el más caluroso en lo que va de año y los termómetros marcaron incluso 11 grados más de lo normal en algunos puntos de la península. Hubo más de 40 grados en Montoro (Córdoba), que llegó a 42,1ºC; el aeropuerto de Granada, con 40,7; Baeza (Jaén) y Castuera (Badajoz), con 40,6, y Villarrobledo (Albacete), con 40,3.

Uno de los portavoces de la Aemet, Rubén del Campo, señaló este lunes a Servimedia que el descenso paulatino de las temperaturas previsto para esta semana se debe a que una depresión aislada en niveles altos (DANA) situada al noroeste de la península "va a retirar la masa de aire cálido", de manera que favorecerá "los cielos más nubosos y que las temperaturas máximas no suban".

No en vano, Del Campo comentó que el próximo fin de semana las temperaturas estarán "en torno a los valores normales para la época" y los termómetros estarán estos días por debajo de los 40 grados salvo en algún punto del valle del Guadalquivir. "Aunque van a ser altas, no lo serán tanto como el pasado fin de semana. Córdoba llegará a entre 37 y 38 grados", añadió.

Junio se despedirá con descensos notorios de calor en muchas zonas del noroeste. Concretamente, los descensos térmicos serán de 12 grados este sábado en Zamora en comparación con este lunes; 11 en Lugo, Palencia y Valladolid; 10 en Madrid y Salamanca; 9 en Ávila, Cáceres, Guadalajara, Segovia y Soria; 8 en Ourense y Toledo, y 7 en Burgos, Cuenca y Logroño.

Respecto a las noches tropicales (es decir, cuando las temperaturas mínimas no bajan de los 20 grados), Del Campo indicó que se mantendrán hasta el miércoles en buena parte del centro, el sur peninsular, el valle del Ebro y el Mediterráneo, y a partir de entonces continuarán en el este de la península.

Del Campo indicó que otro fenómeno que marcará esta última semana de junio será la DANA ubicada al noroeste de la península, que se mantendrá estacionaria y dejará precipitaciones sobre todo tormentosas en las zonas montañosas del tercio norte peninsular.

PREDICCIÓN DIARIA

En cuanto a la predicción día a día, Del Campo subrayó que este martes se esperan temperaturas altas en ambas mesetas, el valle del Ebro, el centro y la mitad sur peninsular, que superarán los 35 grados.

Además, la DANA traerá inestabilidad atmosférica al noroeste peninsular, con lo que habrá tormentas en zonas montañosas. "Pueden ser puntualmente fuertes e ir acompañadas de granizo en algunos casos", advirtió, al tiempo que indicó que aparecerán calimas en el sur y el centro de la península.

Respecto al miércoles, Del Campo recalcó que la depresión aislada en altura dejará precipitaciones en las mismas zonas del martes, además de otros lugares de la mitad norte peninsular, como el Sistema Ibérico. "Habrá tormentas fuertes acompañadas de granizo en el norte y este de Castilla y León, y el entorno de la Cordillera Cantábrica y del Sistema Ibérico. Puede haber tormentas en el interior, pero no serán tan fuertes", precisó.

Este miércoles descenderán las temperaturas en gran parte del interior peninsular, salvo el sur y el litoral levantino. "En Castilla y León se notará un alivio, pero en el Mediterráneo a las temperaturas altas hay que añadir la sensación de bochorno por la humedad", apostilló.

En relación al jueves, Del Campo comentó que la DANA continuaría "merodeando por el oreste de la península" y dejaría tormentas sobre todo en la Cordillera Cantábrica, el Sistema ibérico y los Pirineos, en tanto que las temperaturas apenas cambiarán.

Y entre el viernes y el domingo de esta semana, Del Campo indicó que "la DANA iría poco a poco alejándose, pero todavía podría haber algunas tormentas en zonas de montaña del norte". "Las temperaturas irían bajando y se situarían en valores más normales para la época, salvo en puntos de la mitad oriental de la península, donde podrían ser altas", añadió.