ERC pedirá mañana al Gobierno un diálogo "sin condiciones ni renuncias" para una resolución "democrática" del conflicto

Ese es el contenido de la moción que ERC defenderá este martes en el Pleno de la Cámara, tras la interpelación que el pasado miércoles el portavoz de la formación, Joan Tardà, formuló a la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet.

Servimedia 25 de junio de 2018

ERC pedirá formalmente al Gobierno mañana, martes, en el Congreso de los Diputados "un diálogo bilateral" con la Generalitat de Cataluña "sin condiciones ni renuncias, con el objetivo de alcanzar una resolución democrática al conflicto existente entre el Reino de España y Catalunya".

Ese es el contenido de la moción que ERC defenderá este martes en el Pleno de la Cámara, tras la interpelación que el pasado miércoles el portavoz de la formación, Joan Tardà, formuló a la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet.

En ese debate, Tardà advirtió al Ejecutivo de que los independentistas no dejarán "que les tomen el pelo" ni que les metan "otra vez dentro de una jaula zapateril", como considera que ocurrió con el expresidente del Gobierno Jose Luis Rodríguez Zapatero y la reforma del Estatuto de Autonomía. "Ya somos mayorcitos", argumentó, y "han ocurrido muchas cosas en los últimos ocho años", desde que el Tribunal Constitucional anuló parte de esa reforma.

Pese a sus reservas ante la posible solución sugerida por el Gobierno de recuperar parte de esos preceptos, Tarda precisó que ERC sí confía en que un Gobierno del PSOE apoyado por Podemos sea "mucho más dialogante" que uno del PP apoyado por Ciudadanos.

Según su argumentación, la negación de la consulta condujo a los independentistas no a un golpe de Estado sino a la desobediencia civil, y la Constitución ya no tiene en Cataluña el refrendo que sí tuvo en 1978. El actual Estatuto, dijo Tardà parafraseando el reconocimiento del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no es el que aprobó el pueblo catalán. "¿Estamos ante una oportunidad? Lo intentaremos", avanzó, puntualizando, eso sí, que España "no tiene derecho a retener a Cataluña contra su voluntad", porque eso sería "derecho de conquista".

Batet pidió a ERC reciprocidad y que nadie se arrogue la representación total de Cataluña, pues esa comunidad es plural e ignorarlo es "muestra de ingenuidad o soberbia". Prometió que el Gobierno tendrá sensibilidad y respeto para escuchar a los independentistas y pidió lo mismo a cambio, porque las mayorías son unilaterales y cambiantes y por tanto no dan derecho a cambiar las bases del marco político, que es, acusó, lo que hicieron los independentistas con su iniciativa unilateral.

La ministra se mostró convencida de que ERC será pieza fundamental de la que ve como nueva etapa de consenso y no de unilateralidad. "No hagamos de Cataluña algo pequeño y excluyente", le pidió.