El PP carga contra Sánchez por hacerse fotos "con el perrito, con el chandal y el pantalocito corto"

Critica que Sánchez pose como si se tratara de un "showroom" en La Moncloa pero no para explicar su programa en el Congreso de los Diputados.

Qué! 19 de junio de 2018

El PP carga contra Sánchez por hacerse fotos "con el perrito, con el chandal y el pantalocito corto"
Foto: Moncloa

El PP cargó este martes contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por tener tiempo de hacerse fotos "con el perrito, con el chandal y el pantalocito corto" como si se tratara de un "showroom" en La Moncloa pero no para explicar su programa en el Congreso de los Diputados y detallar lo que piensa hacer en Cataluña o con las pensiones, por ejemplo.

En rueda de prensa en el Congreso, el portavoz del PP, Rafael Hernando, denunció que Sánchez comparecerá para explicar la posición que llevará España a la próxima reunión del Consejo Europeo, pero no para exponer su programa de Gobierno de forma detallada y monográfica. "No quiere hablar de los problemas de los españoles", concluyó, y desde el Ejecutivo se aduce que lo hará en la segunda semana de julio porque necesita ese tiempo para elaborar lo que expondrá, algo "insólito".

El presidente, denunció, "tiene tiempo para hacerse fotos de tido tipo" y difundirlas en las redes sociales de La Moncloa, "fotos con el perrito, con el chandal y el pantalocito corto", pero no para acudir al Congreso a explicar "con qué apoyos cuenta" y cuáles son sus prioridades.

Después de una moción de censura que fue "un fraude", Hernando alertó de que la gestión de Sánchez está empezando como la de su antecesor José Luis Rodríguez Zapatero, por lo que expresó su confianza en que al final de su etapa "España no acabe como acabó" entonces. Por el momento, subrayó, las políticas anunciadas suponen un incremento de gasto de 1.500 millones de euros y "no sabemos de dónde va a sacar el dinero".

Criticó, además, que rompa la tradición de todos los presidentes del Gobierno de respetar a Marruecos como primer viaje oficial al exterior, y eso a pesar de la actual crisis migratoria. Cargó contra él por preferir "el glamour de París" a las conversaciones sobre la inmigración en Rabat.

"DOBLES POLÍTICAS"

Más allá del "show mediático" de la acogida de los refugiados del 'Aquarius', Hernando alertó de que se trata de un asunto muy serio en el que no se pueden "marcar diferencias" ni aplicar "dobles políticas" entre los que fueron rescatados por un buque francés al norte de Libia y los que cada día intentan llegar a España por el Mar de Alborán.

Dejó claro que la acogida del 'Aquarius' es un "acto humanitario que no voy a discutir porque me parece muy bien", pero criticó que se utilice "de forma propagandística" y que se olvide que para la política migratoria Marruecos es un aliado esencial, como lo es en la lucha contra el terrorismo.

El hecho de que Sánchez quiera agotar la legislatura llevó a Hernando a reiterar la necesidad de que explique sus prioridades y cómo va a sacar adelante sus políticas "con 85 diputados". En ese sentido, se refirió a la reunión "secreta, clandestina" con su posible socio, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que hace tiempo pedía "retransmitir en streaming" ese tipo de encuentros. Una muestra, sentenció, de que "ha pasado de ser un joven revolucionario a un pequeño burgués" y está incurriendo en los "vicios de la vieja casta".

Sobre otros posibles socios, los independentistas catalanes, Hernando juzgó "deleznable" que se pueda utilizar la política penitenciaria "para pagar precios por los apoyos" en la moción de censura, acercando a prisiones catalanes a los dirigentes encarcelados por el proceso secesionista.

Tiene que dar explicaciones, insistió, y también sobre sus planes respecto al futuro de las pensiones. En ese punto, se mostró convencido de que cualquier impuesto que se pretenda finalista será repercutido a los ciudadanos. "Timos de la estampita, los justos", dijo.