Detenidos 10 miembros de una banda que realizaba sofisticadas estafas con 'cartas nigerianas'

La operación se ha saldado con 48 detenidos y 13 investigados.

Servimedia 15 de junio de 2018

La Policía Nacional ha detenido a 10 integrantes de una banda internacional que realizaba sofisticadas estafas por el procedimiento de las cartas nigerianas, consistente en hacer creer a la víctima que podía obtener un elevado beneficio si ayudaba a sacar dinero de un país, facilitaba el cobro de herencias o invertía en un negocio muy rentable.

Según informó la Policía, se trata de la última fase de una operación que en los últimos meses se ha saldado con 48 detenidos y 13 investigados.

En este caso, se han efectuado 10 arrestos en Madrid, Murcia y Málaga, entre los que se encuentra el máximo responsable de la red, que estaba encargado de entablar el primer contacto con las víctimas y materializar el engaño.

En el total de la operación han sido identificadas cerca de 40 víctimas de 17 nacionalidades y cuatro continentes diferentes, aunque esta cantidad puede ascender debido a que todavía se está tratando de identificar y localizar más personas que hayan sufrido esta estafa. El beneficio que la organización habría obtenido mediante este fraude asciende a más de 6.000.000 de euros.

"INGENIERÍA SOCIAL"

La investigación comenzó a raíz de la cooperación internacional de las policías europeas, concretamente por medio de una denuncia que llegó a dependencias de la Policía Nacional a través de Europol. En ella un ciudadano de origen alemán manifestaba que alguien, haciéndose pasar por un militar norteamericano, le había solicitado el cambio a euros de una gran cantidad de dinero para así poder sacarla de Afganistán.

Los miembros de la organización buscaban a sus posibles víctimas a través de redes sociales, estudiaban sus perfiles y elaboraban engaños individualizados para conseguir atraer a éstas en busca de una fortuna que conseguirían por ayudar a un amigo, por su buena voluntad o un golpe de suerte.

Los cabecillas de la red asentados en Nigeria conseguían los datos de las posibles víctimas a través de la compra de listados de víctimas o ingeniería social. Una vez captadas las posibles víctimas mediante el envío de correspondencia -postal o electrónica- o a través de redes sociales, los estafadores solicitaban su colaboración para recuperar un bien al que por diversos inconvenientes no podían acceder directamente.

ESTAFA VARIABLE

La argucia utilizada era distinta dependiendo del tipo de víctima, como haber sido agraciado con un premio en la lotería o haber resultado ser beneficiario de una cuantiosa herencia o algún negocio muy rentable, entre otros.

En el momento en el que la víctima ya había realizado varios pagos y comenzaba a sospechar, le proponían incluso venir a España para ver en persona su dinero y así reforzar el convencimiento que de que se trataba de un negocio rentable y por el que merecía la pena seguir desembolsando dinero.

Durante los viajes a España se han identificado víctimas de Japón, Estados Unidos, Eslovenia, Rusia, Polonia, Libia, Gran Bretaña, Canadá, Italia, Suecia, Francia, Suiza, Arabia Saudí, Alemania, Turquía, Brasil y China, en su mayoría personas de un elevado nivel económico y educativo.