Los sindicatos aseguran que el pacto salarial está "muy avanzado" pero que el acuerdo "no es inminente"

El responsable de UGT aclaró que la negociación está "muy avanzada", a lo que CCOO añadió que "el acuerdo no es inminente ni por contenidos, porque hay diferencias todavía, ni por procedimientos", puesto que las organizaciones necesitan "contrastar" el contenido del pacto en sus estructuras internas.

Servimedia 13 de junio de 2018

Los sindicatos aseguran que el pacto salarial está "muy avanzado" pero que el acuerdo "no es inminente"
Foto: Moncloa

Los sindicatos CCOO y UGT señalaron este miércoles que la negociación para renovar el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), y en particular el pacto salarial, está "muy avanzada" pero el acuerdo "no es inminente".

Así lo señalaron los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, en rueda de prensa tras la reunión que mantuvieron los sindicatos y las organizaciones empresariales CEOE y Cepyme con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio.

El responsable de UGT aclaró que la negociación está "muy avanzada", a lo que CCOO añadió que "el acuerdo no es inminente ni por contenidos, porque hay diferencias todavía, ni por procedimientos", puesto que las organizaciones necesitan "contrastar" el contenido del pacto en sus estructuras internas.

Sordo consideró que el acuerdo, si lo hay, debe conducir "necesariamente" a que hasta 2020, que es el horizonte para el que se firmaría, haya un incremento de los salarios y "si se concretara, estaríamos en la mejor situación para iniciar un diálogo tripartito en el que se incorporara también el Gobierno".

Además, dijo que el acuerdo salarial, en el marco del AENC, "necesita de una modificación en profundidad del actual sistema de relaciones laborales". Aseguró que los sindicatos han pedido al Gobierno esa "modificación" desde el "consenso si fuera posible, y si no fuera posible, el Gobierno tiene que decidir cómo orienta sus políticas".

"Lo que podamos hacer desde el AENC es estupendo, pero si no, tendríamos que abrir una nueva fase" para reformular la reforma laboral.

El responsable de UGT quiso destacar que la negociación necesita un "último empujón" y, en este sentido, pidió "ser valientes y hacer eso que reclama todo el país", en referencia a la subida salarial. "Somos gente seria", afirmó Álvarez, para añadir que "es un acuerdo que, sí o sí, tiene que contemplar la subida de los salarios más bajos" y alcanzar los 1.000 euros de salario mínimo en convenio. "Eso forma parte del avance que ha habido ya en las negociaciones", aseguró el secretario general de UGT.