Màxim Huerta sobre su condena por defraudar a Hacienda: "Está todo regularizado. Es un asunto cerrado"

Tras mantener una conversación con el presidente Sánchez, Huerta asegura que le ha dicho que "nuestro objetivo es trabajar y ser transparente".

Qué! 13 de junio de 2018

El ministro de Cultura y Deportes del Gobierno de Pedro Sánchez, Màxim Huerta, ha asegurado que tiene sus obligaciones tributarias al corriente desde hace años. 

En una entrevista en Onda Cero, Huerta ha salido al paso de la información que se publicaba esta mañana, según la cual defraudó a Hacienda 218.322 euros con una sociedad que montó en 2006 cuando era presentador de 'El Programa de Ana Rosa', en Telecinco

Preguntado sobre si se plantea la dimisión, el ministro ha asegurado que este asunto no le plantea ningún conflicto ni duda moral. "Este asunto es algo personal, no ha ocurrido como ministro. Ya asumí mi responsabilidad, regularicé todo como cientos de creadores, actores y periodistas". Es un "asunto cerrado".

Tras mantener una conversación con el presidente Sánchez, Huerta asegura que le ha dicho que "nuestro objetivo es trabajar y ser transparente".

El ministro de Cultura y Deporte, Màxim Huerta, defraudó a Hacienda 218.322 euros con una sociedad que montó en 2006, según publica hoy 'El Confidencial', que añade que través de una sociedad limitada el nuevo ministro se vio obligado a pagar 366.000 euros por fraude, "no pudiéndose apreciar buena fe en su actuación".

'El Confidencial' indica que en los ejercicios 2006, 2007 y 2008, Màxim Huerta defraudó al fisco cuando trabajaba como presentador en 'El programa de Ana Rosa' de Telecinco, según establecen dos sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) dictadas en mayo de 2017, a las que ha tenido acceso este diario y cuyo análisis ha sido consultado con varios expertos en legislación fiscal.

La publicación agrega que "la inspección de Hacienda concluyó en 2012 que en esos tres años fiscales habría facturado un total de 798.521 euros por medio de Almaximo Profesionales de la Imagen SL, sociedad de la que era único accionista y administrador desde enero de 2006 y que se liquidó a finales de 2016. Facturó 207.920 euros en 2006, 287.095 en 2007 y 303.506 en 2008".

"La inspección descubrió que el ahora ministro y entonces presentador se había deducido como gastos por actividad artística injustificada hasta un total de 148.702 euros, lo que le acarreó el pago de una liquidación total de 365.938 euros por los tres ejercicios, incluidos un recargo del 50% de multa y los intereses de demora. El fraude original fue de 218.322 euros. Si tomamos como promedio la subida del IPC de abril de 2007 hasta abril pasado, la cifra actualizada del fraude equivaldría a 253.253 euros", agrega 'El Confidencial'.

Además, el ministro fue condenado a pagar las costas de los dos juicio