Borrell dice que la acogida del 'Aquiarius' es un "gesto simbólico" para que "nadie mire para otro lado" en la UE

En declaraciones a los periodistas a su llegada a la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) donde asistió a un acto en homenaje al expresidente del Congreso de los DIputados Manuel Marín, el jefe de la diplomacia española subrayó que la decisión de acoger al buque 'Aquarius' es "personal" y "directa" del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Servimedia 11 de junio de 2018

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, afirmó este lunes que la acogida por parte de España del buque 'Aquarius' con 629 inmigrantes a bordo representa un "gesto simbólico" que tiene como objetivo apelar a la solidaridad de la UE y conseguir que ningún Estado miembro "mire para otro lado" ante el drama de los refugiados.

En declaraciones a los periodistas a su llegada a la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) donde asistió a un acto en homenaje al expresidente del Congreso de los DIputados Manuel Marín, el jefe de la diplomacia española subrayó que la decisión de acoger al buque 'Aquarius' es "personal" y "directa" del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Explicó que esta decisión respeta el Derecho Internacional que establece que se ha de ofrecer "puerto seguro" a quien "estaba en peligro en el mar". Dijo que las autoridades italianas y maltesas han agradecido la decisión del Gobierno español, enmarcándola como un "gesto simbólico y efectivo" que tiene como objetivo fomentar en el seno de la UE el debate afrontar de "manera coordinada y solidaria" el drama de los refugiados.

Aseveró que el de los refugiados es un "problema de todos", no exclusivo de Italia, Grecia, Malta o España, al tiempo que se congratuló de que la acogida del 'Aquarius' supone un "cambio en esta dinámica donde hasta ahora todo el mundo se ponía de perfil y dejaba que asumiera la carga el que estaba más cerca". "España ha roto una actitud un poco de mirar para otro lado", sentenció.

Por último, el ministro comentó que "todo está preparado" para acoger al barco en Valencia y manifestó que, "por los menos, no se van a ahogar", ya que las autoridades valencianas han demostrado una solidaridad sin igual para acoger "sanos y salvos" al 'Aquarius'.