Abrigos y paraguas en el fin de semana del 40 de mayo

Las temperaturas seran entre 5 y 10 grados más bajas de lo normal en buena parte de la mitad oeste peninsular

Servimedia 8 de junio de 2018

Abrigos y paraguas en el fin de semana del 40 de mayo
Foto: Archivo

Este fin de semana se cumplirá el refrán de 'hasta el 40 de mayo no te quites el sayo' porque las temperaturas serán frescas para esta época del año (entre cinco y 10 grados menos en muchas zonas de la península) y una depresión aislada en niveles altos (DANA, en la jerga meteorológica) traerá lluvias desde el noroeste hasta el Mediterráneo, con baja probabilidad en el sur peninsular, con lo que seguirán siendo necesarios el chubasquero, el abrigo, el paraguas e incluso el edredón para dormir.

La portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Ana Casals, indicó este viernes a Servimedia que este fin de semana lloverá en muchas zonas de la península, pero "no en todas partes ni a la vez", y los termómetros marcarán valores inusualmente bajos en este momento del año.

Casals subrayó que una DANA acompada de un frente llegará al inicio del fin de semana por el noroeste peninsular y se irá desplazando "muy lentamente" hacia el este, de manera que "lloverá en buena parte de la mitad norte peninsular y habrá tormentas ocasionales en bastantes zonas de la mitad sur, sobre todo en el interior".

Esa depresión aislada en niveles altos de la atmófera se aproximará el domingo al área mediterránea, si bien ese día podrían continuar las lluvias en el centro y en el norte, según Casals. "Prácticamente van a afectar a todas partes. ¿Dónde van a ser más fuertes? En Navarra, Aragón, Cataluña y el extremo noroeste de la península", apostilló.

En cuanto a las temperaturas, Caslas comentó que serán "bastante más bajas de lo habitual para la época del año" durante el día en amplias zonas del interior de la mitad oeste peninsular, donde los termómetros marcarán entre cinco y 10 grados menos de lo habitual (sobre todo en el sur de Galicia, Castilla y León, Comunidad de Madrid, sur y este de Castilla-La Mancha, Extremadura y el oeste de Andalucía), e incluso serán de 10 a 15 grados inferiores en puntos de Extremadura.

Esas anomalías térmicas diurnas apenas variarán el domingo, mientras que las temperaturas se acercarán a los valores habituales por las noches de este fin de semana. "La semana que viene van a ir subiendo paulatinamente y se irá estabilizando la atmósfera", apuntó Casals, quien añadió: "Los días van siendo más largos y el sol irá calentando más, con lo que el enfriamiento será menor".

Las únicas capitales de provincia donde los termómetros llegarán a los 30 grados o los superarán ligeramente serán Girona, Lleida y Murcia, mientras que en el resto de las capitales mediterráneas rondarán entre los 26 y los 28 grados. Y las noches seran bastante frescas en Castilla y León y alrededores, donde las temperaturas mínimas bajaran a menos de 10 grados.

PRÓXIMA SEMANA

Por otro lado, Casals señaló que a partir del próximo lunes se espera que las precipitaciones se vayan restringiendo al norte peninsular, aunque al principio es probable que también se den en el este de Castilla y León y el entorno del Sistema Central y del Sistema Ibérico.

Aunque poco probable, tampoco se descarta que las lluvias afecten a zonas del área mediterránea hasta mediados de la semana que viene. No obstante, el tiempo estable se impondrá en la mayor parte de España, con cielos poco nubosos y temperaturas que irán aumentando progresivamente y de forma generalizada, sobre todo en el interior peninsular.