Los nuevos ministros de Pedro Sánchez toman posesión de su cargos

El Boletín Oficial del Estado ha publicado a primera hora los nombramientos. 

Servimedia 7 de junio de 2018

Los nuevos ministros designados por Pedro Sánchez para formar su Gabinete toman posesión en los distintos ministerios, donde recibirán el relevo de sus antecesores. De momento ya han prometido el cargo ante el Rey.

El jefe del Ejecutivo ha diseñado un Gobierno con 17 carteras, cuatro más que el que tenía el de Mariano Rajoy, y cuenta con más mujeres (11) que hombres (7, incluyendo a Sánchez), lo que sucede por primera vez en democracia, en un claro guiño a su apuesta por la igualdad.

El nombre de los ministros se ha ido conociendo con cuentagotas en los dos últimos días, hasta el punto de que la identidad de los titulares de Defensa, Margarita Robles, e Interior, Fernando Grande-Marlaska, se ha conocido minutos antes del anuncio oficial de Sánchez; y el de Cultura y Deporte, Màxim Huerta, lo ha hecho público Sánchez en la comparecencia.

El gabinete pergeñado por Sánchez tiene un fuerte componente político, con dos nombramientos de calado: Josep Borrell, como ministro de Asuntos Exteriores, de UE y de Cooperación, y Carmen Calvo, como vicepresidenta única, ministra de Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, una competencia que por primera vez depende en democracia de Vicepresidencia.

Borrell representa la cuota catalana de un Ejecutivo que tendrá que afrontar el desafío independentista catalán tras el levantamiento del artículo 155 de la Constitución y la llegada a la Generalitat de Cataluña de Quim Torra.

El nuevo jefe de la diplomacia española siempre ha sido muy crítico con el 'procés' y hará valer su experiencia y contactos en Bruselas -fue presidente del Parlamento Europeo entre 2004 y 2007- para explicar la posición constitucionalista ante las instituciones comunitarias.

A su vez, dirigirá la posición española en las negociaciones por el 'Brexit', decidirá si Exteriores sigue apoyando las gestiones de Zapatero en Venezuela y tendrá en sus manos la posibilidad de incrementar la partida presupuestaria destinada a Cooperación, tradicional bandera socialista, teniendo en cuenta los límites impuestos por los presupuestos que se están tramitando en el Senado.

La cuota catalana del Ejecutivo la completa Meritxell Batet, como titular de Política Territorial y Función Pública, que tendrá como principal reto lidiar con el 'procés' y hacer encaje de bolillos con las aspiraciones de las comunidades autónomas en la negociación por la nueva financiación autonómica. Con la nueva titular de Igualdad aspira a recoger las reivindicaciones de un movimiento feminista especialmente activo tras las movilizaciones del pasado 8 de marzo.

Calvo también asumirá las relaciones con las Cortes, lo que la convertirá 'de facto' en la 'número dos' del Gobierno. La 'número cuatro' de la Ejecutiva de los socialistas ha sido un puntal de la estrategia de Sánchez en relación a Cataluña.

Como doctora en Derecho Constitucional, fue la que negoció con la entonces vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría el acuerdo entre PP y PSOE para poner en marcha la aplicación del 155 de la Constitución en Cataluña.

José Luis Ábalos, nuevo ministro de Fomento, y Margarita Robles, como ministra de Defensa, que recupera las competencias del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), son dos personas de la máxima confianza de Sánchez que ven premiada su fidelidad formando parte del mascarón de proa del nuevo Ejecutivo.

La cartera de Interior será gestionada por el magistrado Fernando Grande-Marlaska, actual vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), mientras que la fiscal Dolores Delgado se ocupará del Ministerio de Justicia. La nueva ministra es integrante de la Unión Progresista de Fiscales (UPF) y defensora de la jurisdicción universal.

El medio ambiente, la sostenibilidad y el cambio climático son unas áreas que Sánchez ha cuidado mucho y que con el nombramiento de Teresa Ribera como ministra de Transición Ecológica espera dotar de relevancia y proyección durante el tiempo que esté en La Moncloa.

POLÍTICAS SOCIALES

El presidente del Gobierno ha sido muy cuidadoso con los nombramientos de aquellos ministerios de corte social. El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social será gestionado por Carmen Montón, quien ha sido consejera del ramo en la Generalitat Valenciana, y es una de las personas más próximas a Sánchez, de quien fue secretaria de Igualdad en su primera ejecutiva.

Los socialistas vascos estarán representados en el Gobierno de Pedro Sánchez con Isabel Celaá, que asumirá la cartera de Educación y Formación Profesional. La nueva ministra fue consejera del ramo en el País Vasco y durante las dos etapas de Sánchez como secretario general del PSOE ha sido la presidenta de la Comisión de Ética y de Garantías.

Celaá asumirá también la Portavocía del Gobierno, por lo que será la cara visible del Ejecutivo en las ruedas de prensa posteriores al Consejo de Ministros. Sánchez ha seguido la tradición de los presidentes del Gobierno socialistas al recuperar el Ministerio de Cultura, que incorpora la competencia de Deporte, cuya gestión ha sido encomendada al periodista y escritor Màxim Huerta.

A su vez, Pedro Sánchez ha introducido a independientes en su Consejo de Ministros como el astronauta Pedro Duque en la cartera de Ciencia, Innovación y Universidades.

Por primera vez desde los tiempos de UCD las competencias de Educación y Universidades recaen en dos ministerios diferenciados.

El nuevo presidente del Gobierno ha cuidado también los nombramientos en las áreas económicas. Prueba de ello es que la nueva titular de Hacienda, María Jesús Montero, es una persona de la máxima confianza de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, rival de Sánchez por el liderazgo del PSOE, y tendrá entre sus tareas comandar la negociación de una eventual nueva financiación autonómica.

El Ministerio de Economía y Empresa ha ido a parar a manos de Nadia Calviño, quien ha estado en Bruselas desde 2006 y desde mayo de 2014 era la directora general de Presupuestos de la Comisión Europea. Anteriormente fue directora general adjunta de Mercado Interior y Servicios y de Competencia.

Con este nombramiento, bien recibido por la banca y la UE, Sánchez lanza un mensaje de tranquilidad, de estabilidad y de continuidad en las políticas económicas a Bruselas.

El Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social ha recaído en Magdalena Valerio, que ha sido consejera del ramo en el Gobierno autonómico de Castilla-La Mancha, y en el ejecutiva de Sánchez en el PSOE era secretaria de Seguridad Social y Pacto de Toledo.

Sánchez ha elegido a Luis Planas como ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación. Histórico del PSOE andaluz y actual secretario general del Comité Económico y Social Europeo (CESE), disputó a Susana Díaz las primarias del PSOE andaluz. Tendrá como principal desafío la negociación de las nuevas ayudas de la Política Agraria Común (PAC).

El presidente del Gobierno vuelve a instaurar el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que será gestionado por Reyes Maroto. Llama la atención la ausencia en el nuevo Consejo de Ministros de la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, a quien Sánchez ha preferido encomendar la responsabilidad de ejercer como nueva portavoz socialista en el Congreso de los Diputados.