Margarita Robles será la nueva ministra de Defensa en el Gobierno de Pedro Sánchez

Robles se convierte en la tercera mujer que asume la cartera de Defensa tras la también socialista Carme Chacón y Cospedal. Con su nombramiento, Sánchez sitúa al frente del Ministerio de Defensa a una de las personas de su núcleo duro y volverá a gestionar el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), un organismo que ha estado adscrito a Defensa salvo las dos últimas legislaturas, cuando Sáenz de Santamaría ha estado a sus mandos.

Servimedia 6 de junio de 2018

Margarita Robles dejará la portavocía del PSOE en el Congreso de los Diputados para ser la ministra de Defensa en el Gobierno presidido por Pedro Sánchez en sustitución de María Dolores de Cospedal, según confirmaron a Servimedia fuentes socialistas.

Robles se convierte en la tercera mujer que asume la cartera de Defensa tras la también socialista Carme Chacón y Cospedal. Con su nombramiento, Sánchez sitúa al frente del Ministerio de Defensa a una de las personas de su núcleo duro y volverá a gestionar el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), un organismo que ha estado adscrito a Defensa salvo las dos últimas legislaturas, cuando Sáenz de Santamaría ha estado a sus mandos.

Cospedal centró su gestión al frente de la cartera de Defensa en el desarrollo de la Cooperación Estructurada Permanente (Pesco, por sus siglas en inglés), el fomento de la cultura de la defensa y en proporcionar visibilidad a la labor que desempeñan las Fuerzas Armadas en las misiones internacionales.

También sacó la celebración del Día de las Fuerzas Armadas de Madrid, donde se había celebrado entre 2013 y 2016 por motivo del rigor presupuestario, reconoció la responsabilidad patrimonial de la Administración en la gestión del accidente del avión Yak-42, en el que fallecieron 62 militares españoles cuando regresaban de Afganistán el 26 de mayo de 2003.

A su vez, se granjeó la animadversión de las asociaciones profesionales de militares, que convocaron una protesta ante la sede del Ministerio de Defensa por la "desatención" a sus reivindicaciones.

El nuevo ministro de Defensa tendrá por delante como principal reto la consolidación de la política de seguridad y defensa europea y la reconducción de las relaciones con las asociaciones profesionales de militares, especialmente en lo concerniente a los efectivos temporales que cumplen los 45 años y que se ven abocados a salir de las Fuerzas Armadas al alcanzar esa edad.

También manejará un presupuesto de 8.455,9 millones de euros, un 10,70% más que en 2017 y tendrá que rematar las gestiones para que la base naval de Rota (Cádiz) en uno de los cuarteles generales de la UE y en mando de la operación 'Atalanta' de lucha contra la piratería en el océano Índico.

Robles (León 1956) formó parte del Ministerio de Interior y Justicia cuando su titular fue Juan Alberto Belloch, y ocupó la Subsecretaría de Justicia y la Secretaría de Estado de Seguridad.

De hecho, para esta nueva etapa se barajó reeditar ese 'macroministerio' de Justicia e Interior, pero finalmente se descartó, entre otras cosas por el rechazo de Robles de asumir la cartera de Justicia.

Ingresó en la carrera judicial en 1981. Fue presidenta de la Audiencia Provincial de Barcelona, magistrada de la Audiencia Nacional y del Tribunal Supremo desde 2004. Entre 2008 y 2013 fue vocal del Consejo General del Poder Judicial.

Finalmente, Sánchez coloca en la cartera de Defensa a una de las personas que siempre le han acompañado en su borrascoso periplo al frente de la Secretaría General del PSOE, y que hasta la fecha ejercía de portavoz del Grupo Parlamentario Socialistas en el Congreso.