Lorena Ruiz-Huerta promueve un manifiesto en favor de "construir la unidad popular"

Junto a otros parlamentarios de la formación morada como Isidro López, Laura Díaz, Raúl Camargo o Carmen San José y el actor Alberto San Juan, también denuncian el "rápido proceso de institucionalización de la nueva política.

Servimedia 6 de junio de 2018

La portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta, aparece, junto a otros parlamentarios de la formación morada como Isidro López, Laura Díaz, Raúl Camargo o Carmen San José y el actor Alberto San Juan como firmante de un 'Manifiesto por Madrid' en el que se considera que "es necesario construir la unidad popular, una verdadera confluencia ciudadana desde abajo, tratando de federar diferentes propuestas, respetando la autonomía de las partes pero buscando los puntos en común", de cara a los próximos comicios de 2019.

En el escrito se explica que "esta propuesta es, ni más ni menos, lo que funcionó en Ahora Madrid para ganar el Ayuntamiento de la capital, recogiendo las medidas programáticas de la sociedad organizada y garantizando mecanismos para que las decisiones colectivas se cumplan".

Los firmantes defienden, en contraposición con la posición oficial de Podemos, "unas primarias abiertas, proporcionales y democráticas" porque son "fundamentales para ese mestizaje, para abrir las puertas de las candidaturas a la población madrileña, para ir más allá del monopolio de los partidos sobre la política".

Proponen que este método se aplique en la Comunidad de Madrid y también en muchos municipios, señalan que "se está generando algo nuevo por abajo" y añaden que "partir de ese impulso, lo fundamental es retomar la potencia que nos llevó a las instituciones a partir de 2014 con una propuesta de cambio radical".

"Vinimos a cambiarlo todo, no a convertirnos en paisaje de fondo, en comparsas progresistas o en pactistas desesperanzados", se expone en el manifiesto.

INSTITUCIONALIZACION DE LA NUEVA POLITICA

Según los autores del citado manifiesto, "desde que emergieron partidos y candidaturas municipalistas al calor del ciclo abierto por el 15M y el ecosistema de las Mareas y las luchas contra los recortes hemos asistido a un rápido proceso de institucionalización de la nueva política".

En el texto se indica que "esto ha implicado la absorción de los lenguajes y las formas de la política tradicional" y se añade que "en muy poco tiempo se pasó del 'venimos a cambiar las instituciones' a adoptar el estilo moderado y de responsabilidad institucional característico de la izquierda del bipartidismo".

Asimismo, se reconoce que es "evidente que hay un cierto desencanto, una fuerte caída de la participación en los espacios de la nueva política, que contrasta con el auge de nuevas movilizaciones. Se vuelve a votar de forma rutinaria y sin ilusión".

Se menciona que "a siete años del 15M asistimos a una reactivación de la movilización social", refiriéndose a los movimientos feministas, de pensionistas, de trabajadoras precarias o de inquilinos por el derecho a la vivienda, y se manifiesta que "ninguno de los elementos sustanciales que provocaron la crisis política ha encontrado solución. La situación económica, a pesar de los discursos triunfalistas que hablan de recuperación, sigue anclada en el escenario abierto por el crash financiero".