Rajoy responde a Aznar tras las críticas al centro-derecha

"Creo que el centro-derecha no hay que reconstruirlo, es decir, el partido del centro-derecha en España es el PP, que tiene 137 escaños", defendió Rajoy.

Servimedia 6 de junio de 2018

El todavía presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, respondió este miércoles a su antecesor, José María Aznar, que "el centro-derecha no hay que reconstruirlo" y recalcó que su papel cuando se renueve el liderazgo de su formación no consistirá en "dar lecciones ni instrucciones", no sea que dejen de "tomarle en serio".

Así se pronunció en una entrevista en la Cope, recogida por Servimedia, después de que Aznar se prestase ayer "con mucho gusto" a la "reconstrucción" del centro-derecha español y dejase claro que no tiene "ningún compromiso partidario" ni se considera militante ni "representado por nadie", excluyendo así al PP.

"Creo que el centro-derecha no hay que reconstruirlo, es decir, el partido del centro-derecha en España es el PP, que tiene 137 escaños", defendió Rajoy, para acto seguido admitir que su formación sí ha de "seguir trabajando con intensidad" para "resolver bien el problema del congreso y elegir un nuevo líder".

Tras recalcar que "hay mucha gente" que apoya al PP, adelantó desde la "absoluta franqueza" que su papel cuando otra persona se haga con las riendas de Génova no consistirá en "dar lecciones ni instrucciones". "Porque puede ocurrir que no me hagan caso o dejen de tomarme en serio, cosa que no me gustaría", manifestó sin pronunciar el nombre de Aznar.

Rajoy sorprende con la decisión de fijar para julio el congreso exprés

El expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha sorprendido a la mayor parte del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Popular con su "decisión personal" de fijar para el próximo mes de julio un congreso exprés en el que se nombrará a su sucesor.

Génova contaba con celebrar un congreso extraordinario tras la abrupta pérdida de La Moncloa hace cuatro días, pero lo que muy pocos dirigentes conocían era que sería de forma tan precipitada, según informaron a Servimedia fuentes populares.

Desde las filas populares imaginaban que sería en septiembre o principios de octubre y por ello este martes no escondieron sus sorpresa ante esta "decisión personal" de Rajoy, que no quiso postergar los tiempos ni un minuto más y decidió abrir con inmediatez el proceso para su sucesión.

Asumió que su liderazgo -que se ha prolongado durante 14 años- ha llegado a su fin y que es el momento de que un nuevo equipo afronte la recomposición del partido y la tarea de oposición ya con Pedro Sánchez en el Gobierno.

Según las fuentes consultadas, el congreso extraordinario se celebrará la segunda quincena de julio, aunque podría ser desde el viernes 13 de julio si se tiene en cuenta que ha de pasar un mes desde su convocatoria.

La Junta Directiva del próximo lunes, 11 de junio, decidirá la fecha y también el lugar, que previsiblemente será en Madrid, aunque aún resta consultar si hay sitio para celebrar un cónclave de esta magnitud en las fechas propuestas por el propio Rajoy.