Rajoy seguirá aforado aunque renuncie al escaño

A no ser que renuncie expresamente a incorporarse al Consejo de Estado.

Servimedia 5 de junio de 2018

Rajoy seguirá aforado aunque renuncie al escaño
Foto: Twitter

El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy seguirá siendo aforado aunque renuncie a su escaño en el Congreso de los Diputados tras abandonar La Moncloa y anunciar su marcha de la Presidencia del PP.

Rajoy puso hoy "punto final" a su liderazgo al frente del PP y abrió el debate de la sucesión. Aunque en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP "no se habló del escaño", en las filas populares entienden que también dejará de ser diputado nacional una vez haya un nuevo presidente en el partido.

Esto es así porque, en su calidad de exjefe del Ejecutivo, pasará a ser consejero nato del Consejo de Estado, cuyos componentes son aforados, tal y como se recoge en la Ley Orgánica 6/1985 del Poder Judicial.

Son miembros de este órgano "quienes hayan desempeñado el cargo de presidente del Gobierno y hayan manifestado al presidente del Consejo de Estado su voluntad de incorporarse a él". Además, su mandato es vitalicio, por lo que su condición de aforado también.

La condición de aforado supone estar en una situación jurídica en la que la persona no puede ser juzgada por los tribunales de primera instancia en una causa penal que le afecte y pasa a someterse al control del Tribunal Supremo en el caso de que fuese necesario.

El Tribunal Supremo puede pedir mediante suplicatorio poder investigar a un miembro de las Cortes Generales, es decir, necesita de la autorización de la Cámara correspondiente para iniciar este trámite contra uno de sus miembros, algo que no ocurre en el caso de un consejero nato del Consejo de Estado.

La función principal del Consejo de Estado es emitir dictámenes a petición de la autoridad consultante expresando su criterio sobre las cuestiones requeridas. No obstante, las consultas son preceptivas o facultativas y no vinculantes. Este órgano despacha asuntos procedentes de la Presidencia del Gobierno y de los ministerios.