Montero llega a Hacienda tras dejar Andalucía al borde del equilibrio presupuestario

Redujo el déficit andaluz desde el 2,02% en 2012 hasta el 0,22% en 2017, cumpliendo con el objetivo en tres ocasiones.

Servimedia 5 de junio de 2018

María Jesús Montero, persona elegida por Pedro Sánchez para ocupar el Ministerio de Hacienda, llegará a su nuevo cargo después de haber dejado Andalucía al borde del equilibrio presupuestario, al cerrar 2017, según datos del Ministerio de Hacienda, con un déficit del 0,22% del PIB, casi cuatro décimas por debajo del objetivo del 0,6%.

Montero llegó a la Consejería de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Andalucía en el año 2013, encontrándose con unas cuentas que en 2012 habían cerrado con un déficit del 2,02%, medio punto porcentual por encima del objetivo fijado ese año para las comunidades autónomas, del 1,5%.

Sin embargo, en 2013, ya con Montero al frente de las cuentas andaluzas, Andalucía logró cumplir el objetivo de déficit al cerrar dicho ejercicio en el 1,52%, por debajo de la meta fijada en el 1,6%.

En 2014, Andalucía volvió a tener un déficit superior al objetivo, fijado en el 1%, al cerrar el ejercicio en el 1,35%; y volvió a estar por encima en 2015 (objetivo del 0,7%), con un desequilibrio del 1,19%.

Finalmente, en los dos últimos ejercicios, la Junta consiguió cerrar los ejercicios con un déficit inferior al objetivo, al finalizar 2016 con un 0,69% de déficit, una décima por debajo del objetivo (0,7%), además del ya mencionado 0,22% en 2017, frente al 0,6% fijado. Para 2018 el último dato conocido situaba el déficit de Andalucía en el 0,15%, mientras que el objetivo establecido para este ejercicio es del 0,4%.

Montero (Sevilla, 1966), es licenciada en Medicina y Cirugía. Antes de llegar a la Consejería de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Andalucía en 2013 fue consejera de Salud y Bienestar Social (2012-2013) y de Salud durante las legislaturas comprendidas entre 2004-2012. A todo ello se une que fue subdirectora médica del Hospital Universitario Virgen de Valme y ocupó varios cargos en el complejo sanitario Virgen del Rocío, ambos en Sevilla.

Ahora tendrá que asumir los retos del Ministerio de Hacienda, entre los que se encuentran cumplir con el objetivo de déficit público pactado con la Comisión Europea y que es del 2,2% del PIB este año. Varios organismos, como la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) o la Comisión Europea, ya han señalado en los últimos meses su estimación de que España incumplirá con dicho objetivo. En concreto, la Airef cree "improbable" que España cumpla el objetivo, mientras que Bruselas sitúa en el 2,7%.