Meritxell Batet, ministra de administraciones territoriales

Hasta ahora las funciones de administraciones territoriales recaían en Soraya Sáenz de Santamaría. Además de ocuparse de los retos relativos al escenario político catalán, como responsable de la política autonómica, Batet también tendrá su papel, compartido con el Ministerio de Hacienda, en uno de los mayores retos que el nuevo Gobierno hereda del anterior Ejecutivo popular: la reforma de la financiación autonómica.

Servimedia 5 de junio de 2018

El nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, situará a Meritxell Batet al frente de un ministerio que se encargue de administraciones territoriales, puesto en el que tendrá que lidiar con el 'procés' catalán y la política autonómica del nuevo Ejecutivo.

Según ha podido saber Servimedia de fuentes socialistas, de esta forma Batet, nacida en Barcelona en 1973, será junto a Josep Borrell uno de los ministros catalanes presentes en el Ejecutivo de Pedro Sánchez. La relevancia de este factor radica en que Batet podría ser la encargada de lidiar con el 'procés' catalán después de que se haya levantado la aplicación del artículo 155 de la Constitución con la formación de un nuevo Govern con Quim Torra al frente.

Hasta ahora las funciones de administraciones territoriales recaían en Soraya Sáenz de Santamaría. Además de ocuparse de los retos relativos al escenario político catalán, como responsable de la política autonómica, Batet también tendrá su papel, compartido con el Ministerio de Hacienda, en uno de los mayores retos que el nuevo Gobierno hereda del anterior Ejecutivo popular: la reforma de la financiación autonómica.

Pendiente de ser reformada desde 2014, se trata de un compromiso adquirido por la Conferencia de Presidentes Autonómicos celebrada en enero de 2017. Tras más de un año de trabajo de los grupos de expertos, Rajoy había indicado en varias ocasiones en el último mes su intención de convocar al Consejo de Política Fiscal y Financiera a finales de mayo o principios de junio para avanzar en esta materia.

Por otra parte, Batet también podría asumir las funciones desempañadas hasta ahora por Cristóbal Montoro como ministro de Función Pública, campo en el que una de las principales cuestiones pendientes es el acuerdo cerrado para la subida salarial de los funcionarios y el aumento de la contratación pública, incluido en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 que están actualmente en tramitación en el Senado.

Batet, licenciada en Derecho y profesora de Derecho Constitucional en la Universidad Pompeu Fabra, es diputada desde 2004, ocupando un escaño en el Congreso de los Diputados en las últimas cinco legislaturas.

En las primeras elecciones en las que fue elegida diputada por Barcelona, en 2004, acudió en las listas como independiente, para más tarde afiliarse al PSC, en el que fue colaboradora durante dos años con Narcís Serra.

Actualmente formaba parte de la dirección del grupo parlamentario y en las últimas legislaturas ha ocupado funciones de portavoz adjunta del Grupo Socialista en la Cámara Baja entre agosto y noviembre de 2016.